Usos y beneficios de las sales de Epsom

Usos-y-beneficios-de-las-sales-de-Epsom-1.jpg iStockphoto/Thinkstock

El magnesio es un mineral fundamental para la salud. Juega un papel muy importante en los mecanismos de regulación de las enzimas del organismo y en las funciones corporales como el control muscular, los impulsos eléctricos y la eliminación de toxinas.

Uno de los mejores modos de aprovechar magnesio naturalmente es a través del uso de las sales de Epsom, una fórmula de cristales de sulfato de magnesio que se utiliza como tratamiento natural, no sólo como suplemento de magnesio, sino con varios efectos positivos para la salud. Veamos los usos y beneficios de las sales de Epsom.

Usos-y-beneficios-de-las-sales-de-Epsom-2.jpg iStockphoto/Thinkstock
Beneficios de las sales de Epsom

Las sales de Epsom, conocidas científicamente como sulfato de magnesio hidratado, son un remedio muy antiguo y eficaz. El magnesio no es fácilmente absorbido a través del estómago, pero sí a través de la piel, por lo que es ideal para ser utilizado en baños de inmersión con sales de Epsom. El uso de esta sales tiene beneficios para la salud como ser:

  • Protección del tejido cerebral
  • Fortalecimiento de las proteínas en las articulaciones
  • Fortalecimiento de las paredes del tracto digestivo
  • Desintoxicación del organismo del efecto de medicinas, metales pesados y contaminantes ambientales
  • Mejora de la circulación sanguínea y salud del corazón
  • Prevención del endurecimiento arterial y de coágulos sanguíneos
  • Disminución de la presión arterial
  • Reducción de dolores musculares y calambres
  • Mejora del funcionamiento nervioso gracias a la regulación de electrolitos
  • El magnesio ayuda mantener niveles adecuados de calcio en el organismo y la absorción de nutrientes
  • Prevención de migrañas
  • Mejora del estado de ánimo por la producción de serotonina que los sulfatos y el magnesio generan
  • Alivio del estrés, ansiedad y fatiga

Usos-y-beneficios-de-las-sales-de-Epsom-4.jpg IT Stock/Polka Dot/Thinkstock

Usos de las sales de Epsom

Cuando tomamos un baño de inmersión con sales de Epsom, ocurre un proceso de ósmosis reversa por la cual absorbemos minerales y expulsamos toxinas de nuestro cuerpo.

Para usar este maravilloso remedio puedes sumergirte en un baño de inmersión de agua tibia con dos tazas de sales de Epsom. También si quieres puedes agregar unas gotas de algún aceite esencial relajante. Se recomienda tomar un baño con sales de Epsom durante 15 minutos cada vez, hasta tres veces por semana.

Otros usos beneficiosos para la salud de las sales de Epsom son:

  • Masajear la piel exfoliándola suavemente con un puñado de sales de Epsom y una cucharada de aceite para baño remueve las células muertas de la piel. Puedes usar aceite de bebé y es muy útil en zonas difíciles como talones y codos.
  • Agrega media cucharadita de sales de Epsom a tu crema de limpieza para el rostro y utilízala por las noches antes de dormir.
  • Aplica una pasta de sales de Epsom y agua para desinflamar dolores musculares, moretones y pechos congestionados.
  • Si nos clavamos una astilla en un pie o mano, sumergir la zona en agua con sales de Epsom hará que la espina salga a la superficie para que la podamos extraer.
  • Para picazones de la piel, puedes hacer una compresa sumergiendo un paño en una taza de agua con dos cucharadas de sales de Epsom y aplicándola sobre la zona con picazón.

Usos-y-beneficios-de-las-sales-de-Epsom-3.jpg Jupiterimages/Pixland/Thinkstock

Las sales de Epsom son un excelente remedio natural que ayudan en situaciones específicas y promueven la buena salud del organismo. 

Artículos recomendados

Comentarios