Los estados de ánimo durante el ciclo menstrual

Estados-de-animo-durante-el-ciclo-menstrual-1.jpg iStockphoto/Thinkstock

Regularmente se hacen bromas sobre el cambio de humor en las mujeres en la menstruación. Y la verdad es que, más que un mito, el ciclo menstrual sí contribuye a que nuestro humor cambie durante esos 28 días. Por tanto, cuando alguien te note enojada y te pregunte si estás menstruando, no lo tomes como un insulto, ya que sí hay verdaderos cambios en el estado de ánimo durante el ciclo menstrual.

Las fases del ciclo menstrual y los estados de ánimo

El ciclo menstrual se divide en cuatro fases:

Menstruación

Estados-de-animo-durante-el-ciclo-menstrual-2.jpg Jupiterimages/Pixland/Thinkstock

En esta etapa la progesterona baja y los estrógenos aumentan. Pueden suceder dos cosas: o es la etapa de alivio del llamado síndrome pre menstrual -por lo cual tenemos menos hambre y antojos y estamos más deshinchadas- o aquí justamente comienzan los dolores, la fatiga, la irritabilidad y la falta de concentración. Durante la menstruación el cerebro libera serotonina para intentar aliviar los dolores y sentirse mejor de ánimo, pero es cierto que la pérdida de sangre nos puede hacer sentir fatigadas y el dolor ponernos de mal humor.

La libido sexual aumenta durante esta etapa, aunque muchas mujeres deciden no mantener relaciones porque les parece sucio, incómodo o doloroso.

Se recomienda consumir abundantes líquidos, hacer reposo y ejercicio moderado. Aplicar calor -bolsas de agua caliente- o aceite de castor en el abdomen pueden desinflamar.

Fase folicular

Estados-de-animo-durante-el-ciclo-menstrual-3.jpg Jupiterimages/Brand X Pictures/Thinkstock

Esta es la fase fértil, en la que los estrógenos aumentan de manera considerable. Podemos aumentar de peso -entre un cuarto y medio kilo-, aunque en general las mujeres no tienen síntomas, sino que se suelen sentir bien y relajadas. También se sienten más enérgicas respecto a la fase anterior. La libido sexual está alta y mejora la calidad de los orgasmos.

Ovulación

Estados-de-animo-durante-el-ciclo-menstrual-6.jpg Christopher Robbins/Photodisc/Thinkstock

Es el momento en que nuestro cuerpo piensa en hacer un bebé, por lo que el pico de estrógeno nos hace aumentar el flujo vaginal, el flujo sanguíneo y las mucosas del cuello del útero. En este momento las mujeres nos sentimos más atractivas y tenemos mayor deseo sexual.

Fase lútea

Estados-de-animo-durante-el-ciclo-menstrual-4.jpg iStockphoto/Thinkstock

Si estamos embarazadas, se lleva a cabo un pico de progesterona, pero eso es otro tema. Si el embarazo no fue llevado a cabo, el pico de progesterona cae, y comenzamos a tener el llamado síndrome pre-menstrual. Las mujeres nos sentimos más sensibles, con mal humor, dubitativas, tenemos más hambre y antojos y estamos más hinchadas. Podemos superar esto mediante una dieta saludable alta en fibra, descansar adecuadamente, beber mucha agua y realizar ejercicios -yoga, meditación-.

¿Por qué los cambios de humor?

Simplemente porque los cambios de estrógenos y progesterona -dos hormonas- que se producen durante el ciclo menstrual producen grandes cambios en el cuerpo, que muchas veces hacen que nuestro humor cambie. Si la regulación hormonal es correcta, se lleva una dieta saludable, el estrés se controla y no se tienen problemas médicos específicos, estos cambios serán menos notorios.

Los cambios en el estado de ánimo según nuestra edad

Estados-de-animo-durante-el-ciclo-menstrual-5.jpg iStockphoto/Thinkstock

Es cierto que el ciclo menstrual también varía según qué edad tengamos y, por tanto, estos cambios pueden ser diferentes.

Durante los veinte, los cambios son más bruscos pero también más predecibles que en la adolescencia.

Cuando llegamos a los treinta, si bien los patrones hormonales son bastante predecibles, tenemos menores niveles de estrógenos, progesterona y testosterona. Se pueden notar cambios en la energía y la libido debido a esto.

A los cuarenta estamos entrando en la premenopausia, donde los niveles de hormonas se siguen reduciendo y los períodos se vuelven más irregulares. Por eso, es más probable que notemos cambios de humor, irritabilidad, sofocos, falta de energía o una bajada en la líbido.

En los cincuenta, con la menopausia, las hormonas se liberan a una décima parte que con anterioridad, por lo cual podemos tener síntomas similares a los que teníamos a los cuarenta, o simplemente no tener ningún problema.

Debemos tener en cuenta que cada mujer es un mundo, y que no hay una normalidad dentro de los estados de ánimo durante el ciclo menstrual. Es cierto que muchas mujeres tienen unos síntomas más notorios que otras, y en algunas ocasiones pueden deberse a otros problemas, como el síndrome de ovario poliquístico o la endometriosis.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.