Usos y propiedades de los hongos tibicos

Usos-y-propiedades-de-los-hongos-tibicos-1.jpg iStockphoto/Thinkstock

Los hongos tibicos son una mezcla de bacterias y levaduras utilizadas para preparar una de las bebidas probióticas más saludables que existen: el kéfir. El kéfir de agua y el kéfir de leche son aliados para recuperar y conservar la salud de la flora intestinal. Hoy te contaremos sobre los usos y propiedades de los hongos tibicos.

Propiedades de los hongos tibicos

Los hongos tibicos son los encargados de producir la preparación comúnmente conocida como kéfir, una bebida probiótica con alto contenido de levaduras y bacterias beneficiosas para el sistema digestivo e inmune. Estas preparaciones se realizan colocándolas en un medio líquido (agua o leche) y siendo alimentados con azúcar, del mismo modo que alimentamos la levadura con azúcar para levar panificados.

El kéfir preparado con hongos tibicos contiene minerales y vitaminas como fósforo, magnesio, calcio, vitaminas B, vitamina C y vitamina K, además de aminoácidos para formar proteínas. A su vez son una gran fuente de antioxidantes y bacterias saludables que contienen cumplen una importantísima función para el correcto funcionamiento del sistema inmune: ayudan a mantener en óptimo estado la flora intestinal, fundamental para evitar enfermedades y para tener una buena absorción de nutrientes.

Usos-y-propiedades-de-los-hongos-tibicos-2.jpg Hemera/Thinkstock

Además de estimular el organismo para tener una excelente salud intestinal, los preparados de kéfir con hongos tibicos se utilizan específicamente para ayudar en dolencias como:

  • Dolores de cabeza y migrañas
  • Insomnio
  • Mareos
  • Prevención de problemas cardíacos
  • Control de los niveles de colesterol
  • Destrucción de cálculos
  • Prevención de metástasis
  • Fortalecimiento de bronquios y pulmones
  • Cura de asma, reducción de flema y tos
  • Regulación del peso corporal
  • Herpes
  • Cataratas
  • Inflamaciones
  • Eliminación de toxinas
  • Diarrea
  • Salud de arterias y venas

Cómo usar los hongos tibicos

Los hongos deshidratados puedes conseguirlos en tiendas especializadas de alimentos naturales, aunque también puedes obtenerlos de una persona que cultive estos hongos. Al realizar kéfir, regularmente los hongos comenzarán a multiplicarse naturalmente, lo que los hace óptimos para ser compartidos.

Para preparar kéfir, necesitarás: 1 litro de agua o leche, 250 gramos de hongos tibicos y 250 gramos de azúcar (integral es mejor, pero puedes usar también azúcar blanca o morena). Utiliza utensilios de plástico o madera para revolver -nunca de metal- y un recipiente únicamente de vidrio o plástico.

Usos-y-propiedades-de-los-hongos-tibicos-3.jpg iStockphoto/Thinkstock

Disuelve el azúcar en el agua y luego agrega los hongos, revolviendo ligeramente. Cubre con una gasa fina y deja reposar entre 24 a 72 horas. Cuanto más tiempo pase menos dulce será la bebida, pero más gasificada será por causa de la activación de las levaduras y bacterias. Durante el proceso puedes agregar unas rodajitas de jengibre o un poco de bicarbonato al agua para acelerar el proceso de formación de burbujas. Cuando lo creas conveniente cuela los hongos. Si no vas a utilizarlos para preparar otra bebida en ese mismo momento consérvalos en un frasco con agua y azúcar en el refrigerador. Es probable que cada vez que prepares kéfir, los hongos tibicos se vayan multiplicando.

Puedes agregar a cada botella de kéfir que prepares sabores naturales como pasas de uva, frutos disecados (duraznos, peras) o una cucharadita de extracto natural de vainilla. Agrega estos elementos al principio de la preparación y retíralos al colar los hongos.

Usos-y-propiedades-de-los-hongos-tibicos-4.jpg iStockphoto/Thinkstock

Prepara una deliciosa bebida de kefir con hongos tibicos y disfruta de sus innumerables beneficios para la salud.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.