Remedios caseros para las várices

Imagen de Ruth Lelyen
Enviado por: Ruth Lelyen

Las várices no son más que venas inflamadas que aparecen en la superficie de la piel. Aunque pueden verse en cualquier zona del cuerpo, es frecuente que salgan en las piernas y sus causas más comunes se relacionan con la falta de ejercicio, el sobrepeso, el embarazo o por permanecer demasiadas horas de pie.

Las venas comienzan a funcionar mal debido a obstrucciones o a la gran presión a la cual están expuestas. Si no es debidamente tratado, dicho trastorno puede conducir a malestares diversos tales como: dolores, calambres, sudoraciones y fatigas. Veamos algunos remedios caseros para las várices, que estamos seguros serán muy útiles para quienes padecen de este problema.

¿Cómo tratar las varices en casa?

Dieta

Lo primero que hay que controlar cuando se padece de várices es la dieta habitual. Para empezar debemos establecer un menú balanceado que incluya pescado y muchas frutas y vegetales, al tiempo que se reducen al mínimo los carbohidratos, los alimentos con alto contenido de azúcar y grasa, las bebidas alcohólicas, la comida chatarra y los productos procesados. Las bayas como las moras y las cerezas, el jengibre, la cebolla, el ajo y la piña, son remedios excelente dentro de la dieta pues contienen compuestos que previenen la aparición de várices y alivian sus síntomas. Añadelos al menú.

Jugos naturales

Una de las mejores maneras de tratar las várices es mantener el cuerpo debidamente hidratado. Los jugos naturales son muy recomendados en estos casos, sobre todo los de espinaca y zanahoria, pues también nutren el organismo. Se deben consumir 200 ml. del primero y 300 ml. del segundo al mismo tiempo. Procura también beber muchos jugos de frutas frescas.

Vitaminas

Las vitaminas son importantes para cualquier problema del organismo. Especialmente las vitaminas E y A son aconsejables si de curar várices se trata. Puedes tomar suplementos vitamínicos ricos en dichos compuestos. Al mismo tiempo, aplica por unos minutos aceite de vitamina E con corteza de avellano o de roble en las áreas afectadas. Luego enjuaga con abundante agua.

Peso corporal

Si eres una persona gruesa u obesa, trata de perder peso corporal. Lo ideal es que hagas ejercicios diariamente. Caminar, nadar, montar bicicleta, correr son las más adecuadas pues favorecen la circulación del cuerpo.

Piernas

  Trata de mantener las piernas en alto durante mucho tiempo. Tomate recesos de media hora y pon tus pies a un nivel por encima del corazón pues produce una mayor efectividad. Mientras más veces al día realices este remedio, mayores serán los resultados. Si te sientas a ver la TV o te pones a leer aprovecha y repite esta operación.

Estos son algunos de los remedios caseros para las várices más efectivos que hay. En su mayoría dependen de ti y no son difíciles de realizar. Pon manos a la tarea y verás que poco a poco tus venas se van relajando y, si no desaparecen del todo las inflamaciones, al menos notarás un gran alivio de tan desagradables síntomas.

Artículos recomendados

Comentarios