Soluciones naturales para tratar las hemorroides

Hemorroides-salud.jpg castillodominici - RF - Thinkstock

Sabemos que las hemorroides son un trastorno sumamente molesto. Pueden doler mucho cuando nos sentamos y también al caminar; además, nos da vergüenza comentar que las tenemos y por eso muchas veces preferimos no pedir ayuda para solucionar el problema.

Tanto por si quieres ahorrarte ir hasta la farmacia, como si prefieres una respuesta alternativa a los medicamentos, en esta ocasión te daremos algunas soluciones naturales para tratar las hemorroides.

Soluciones tópicas

En primer lugar, los llamados “baños de asiento” son un procedimiento eficaz porque son localizados. Lo que tienes que hacer es preparar el líquido indicado y luego pasarlo por la zona afectada con una toalla empapada en él. Es recomendable que permanezcas sentado unos minutos sin ponerte la ropa, mientras la solución trabaja.

Existen dos baños naturales muy efectivos contra las hemorroides. Uno de ellos se prepara colocando en una cacerola cáscaras de ananá y hojas de romero; a continuación debes cubrirlos con agua y colocar la olla sobre el fuego, dejándolo hervir aproximadamente 15 minutos.

Otra opción consiste en mezclar un puñado de malva y uno de salvia; eso sí, ten en cuenta que no es la salvia que se utiliza para cocinar, sino su otra variedad. El procedimiento para obtener el preparado es el mismo que el anterior.

Una gran ventaja de estas recetas es que pueden conservarse por varios días en la heladera; así, podrás tratar las hemorroides durante varios días seguidos con el mismo líquido. Antes de utilizar el preparado puedes entibiarlo en la hornalla.

anana_0.jpg

Si no te agrada mucho la idea del baño de asiento, existe una solución tópica de fácil aplicación. Debes limpiar con cuidado la zona afectada y luego pasarte bórax con ayuda de un algodón unas 2 o 3 veces al día. Este compuesto se consigue en farmacias en forma de polvo.

Una opción para tomar

Finalmente, puedes probar con una sencilla receta que es para tomar. Coloca en un vaso una cucharada sopera de semillas de lino y cúbrelas con agua; déjalas al descubierto durante toda una noche para que exhalen su esencia.

Al otro día, por la mañana, debes beber el agua y comerte las semillas. Realizando este proceso durante varios días seguidos notarás el alivio de las hemorroides. El lino alivia la inflamación intestinal y, además, previene el cáncer de colon.

1-1208707252oXrG.jpg Yury Minaev - RF - Thinkstock

Por lo general, con que apliques alguna de estas soluciones durante una semana podrás aliviar bastante la afección.

Con estas sencillas recetas dile adiós a las hemorroides y realiza tus actividades cotidianas sin molestias ni dolor.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.