Cómo preparar mantequilla de maní casera

Como-preparar-mantequilla-de-mani-casera-5.jpg Elke Dennis - RF - Thinkstock

Hace poco te hablábamos sobre los impensados beneficios de la mantequilla de maní para la salud, pero teniendo en cuenta que los mismos se representan únicamente en productos elaborados de forma natural u orgánica, y que mantequillas de este tipo en ocasiones suelen ser difíciles de encontrar en el mercado, aprovecharemos de la abundancia del maní para producir nuestra propia mantequilla de maní casera y así obtener un alimento mucho más natural y saludable.

Cómo preparar mantequilla de maní

Con esta receta podrás obtener una cremosa y saludable (siempre que no la consumas en exceso) mantequilla de maní, en una cantidad aproximada de 1 kilogramo.

Como-preparar-mantequilla-de-mani-casera-3.jpg Diana Taliun - RF - Thinkstock

Ingredientes:

  • 1 kg de maní tostado
  • 3 cucharaditas de miel
  • 3 cucharaditas de sal
  • 5 cucharadas de aceite de maní o de oliva

Preparación del maní tostado

  • Primero limpia muy bien la cáscara de los maníes, y luego mézclalos con 2 cucharadas de aceite y 1 cucharadita de sal, hasta que todas las legumbres (sí, el maní es una legumbre) estén bien embadurnadas con aceite.
  • Ahora esparce todos los maníes en bandejas para horno, y llévalos a cocinar durante unos 30 minutos a 350 grados, removiendo cada poco para evitar que se quemen.
  • Cuando tengas los maníes tostados, déjalos que enfríen y quítales la cáscara y la piel para poder utilizarlos en la mantequilla de maní.

Como-preparar-mantequilla-de-mani-casera-4.jpg Diana Taliun - RF - Thinkstock

Preparación de la mantequilla de maní:

  • Vierte el maní tostado en una procesadora o licuadora en una o dos partes, dependiendo de la capacidad de tu aparato. Añádele 3 cucharaditas de miel, 2 cucharaditas de sal y 3 cucharadas de aceite.
  • Procesa todo muy bien durante unos cuantos minutos, para que el maní vaya moliéndose hasta formar una pasta suave y cremosa.
  • Cuando tengas tu mantequilla de maní lista, fácilmente puedes reservarla hasta por un par de meses en el refrigerador en un recipiente adecuado, para poder untarle al pan o preparar como relleno o en otras comidas, y así aportarle un toque muy nutritivo y sabroso.

No te olvides que la crema de maní posee interesantes cantidades de fibra dietética, proteínas y oligoelementos, al igual que el beneficioso resveratrol, por lo que contar con alguna pequeña reserva de este rico alimento resulta muy aconsejable para enriquecer una dieta saludable.

Artículos recomendados

Comentarios