Cómo ayudar a reparar los cartílagos

como_ayudar_a_reparar_los_cartilagos0.jpg Thinkstock / iStockphoto

Una de las mejores vías para ayudar a sanar los cartílagos dañados es enriquecer la alimentación con los nutrientes más adecuados, especialmente las vitaminas. Estas favorecen la salud y el buen funcionamiento de las articulaciones y del organismo en general.

Por ello es menester llevar adelante una dieta balanceada y tomar paralelamente suplementos vitamínicos. He aquí las vitaminas que juegan el papel más relevante en la regeneración y fortalecimiento de las zonas cartilaginosas de nuestro cuerpo.

Vitaminas más importantes para reparar los cartílagos

Vitamina A

La vitamina A es uno de los nutrientes que ayuda a mantener saludables todos los tejidos del organismo. Tiene propiedades antioxidantes, pues elimina los radicales libres que dañan las distintas células del cuerpo.

Es esencial que las personas que hayan sufrido lesiones en las zonas articulares ingieran suplementos que la contengan. La vitamina A puede tomarse en polvo, disolviéndola en cualquier bebida.

Los alimentos más ricos en vitamina A son:

  • Origen animal: Aceite de bacalao, hígado, riñones, productos lácteos, huevos, etc.
  • Origen vegetal: pimientos, melón, tomates, brócoli, damascos, batatas,  toronjas, zanahorias, calabaza y verduras.

Vitamina C

La vitamina C es una de las más importantes para el organismo pues ayuda a la realización de la mayor parte de las actividades del cuerpo, entre ellas la reparación y crecimiento de los tejidos.

Juega un rol vital en la producción del colágeno, una proteína necesaria para la formación de tendones, venas y ligamentos, y en la reparación de los cartílagos. No es una sustancia que el organismo pueda almacenar, así que es necesario reponerla diariamente.

Sus fuentes naturales se encuentran en frutas y vegetales tales como: melón, papaya, mango, piña, bayas, papa, tomate, pimientos verdes y rojos, calabaza, coliflor, brócoli, col, lechuga, entre otros.

como_ayudar_a_reparar_los_cartilagos2.JPG Hellen Sergeyeva - RF - Thinkstock

Vitamina D

La vitamina D, por su parte, ayuda en la formación de los huesos y los cartílagos. Se almacena en el tejido adiposo y ayuda a absorber el calcio. La falta de este nutriente puede causar osteoartritis. La manera de obtenerlo es a través de suplementos vitamínicos, alimentos y también tomar el sol hace que en el cuerpo estimule la producción de dicha vitamina.

Las fuentes más importantes de vitamina D son: el pescado, los ostiones, la margarina, los derivados lácteos y los alimentos fortificados como la leche y los cereales.

como_ayudar_a_reparar_los_cartilagos3.JPG Elena Schweitzer - RF - Thinkstock

Dado el papel tan importante que juegan las vitaminas, especialmente la A, C y D, en la formación y reparación de los cartílagos del cuerpo, es aconsejable que mantengamos una dieta que implique altas cantidades de dichos nutrientes, así como la ingestión de suplementos vitamínicos que nos ayuden a fortalecer las articulaciones del cuerpo.

Artículos recomendados

Comentarios

3 Comentarios

¡Muy interesante! Gracias por la información.

Mié, 2012-08-08 09:36

¡Qué bueno y qué interesante articulo! Hay que tener en cuenta todas estas informaciones para beneficio de nuestra salud. Gracias.

Mié, 2012-08-08 19:24

Deseo, que hablaran como combatir las bacterias con medicina natural, y no utilizar los antibióticos. Saludos.Gracias.

Dom, 2012-10-21 12:16