Ejercicios y consejos para cuidar la columna

Ejercicios y consejos para que cuidemos la columna_1.jpg sankalpmaya - RF - Thinkstock

La columna vertebral es el eje de la vida, afirma el gran especialista doctor Carlos M. Fiore (Médico creador del Método C.V. COLUMNA VITAE y Presidente de las Primeras Jornadas Argentinas de Fisiopatología de la Columna Vertebral).

La columna no solamente sostiene toda la estructura del organismo y nos mantiene en posición erecta, sino que por su interior fluye la energía a lo largo de la médula, que es el centro de todas nuestras conexiones nerviosas.

La columna vertebral

Fuerte y flexible en los primeros años de la vida, luego a través de las edades sufre los efectos de posturas defectuosas, tensiones musculares, falta de actividad física o, al contrario, trabajos o deportes exigentes.

Todos estos factores van desgastando las vértebras o causando deformaciones en la curvatura natural de la columna, que aparte de malsanas son antiestéticas. Lo bueno es que estos males se pueden prevenir, o por lo menos, frenar su avance.

Gracias a la experiencia de las clases de gimnasia y lo que he aprendido en diferentes cursos sobre cuidados del cuerpo, te ofrezco algunos consejos para cuidar la columna y mantenernos firmes, no solo en la postura física, sino también en la mental, porque sabemos lo molestos que pueden ser los dolores de espalda y otras partes del cuerpo.

La postura correcta hace la diferencia

Ejercicios y consejos para que cuidemos la columna_2.jpg Anderson & Anderson - RF - Thinkstock

Es muy importante cuidar la postura. Si debes estar de pie durante ratos largos, observa que los pies estén paralelos, separados entre sí por la misma distancia que hay entre las caderas, que las rodillas no estén tensas, y que el peso del cuerpo recaiga sobre las plantas de los pies.

Si trabajas sentado, cuida de usar preferiblemente una silla de respaldo recto y ocupar todo el asiento con muslos y glúteos, esto bastará para que la columna se alinee por sí misma. Verás que cuando te hayas habituado a adoptar la postura correcta, ya no tendrás que pensarlo: el cuerpo mismo te lo pedirá, ya que de otra manera sentirás incomodidad.

Al caminar, presta atención al sitio de donde parte el movimiento de las piernas, que es la articulación de la cadera, y siente las plantas de los pies bien apoyadas en el piso.

Dos ejercicios sencillos

Ejercicios y consejos para que cuidemos la columna_3.jpg Eric Gevaert - RF - Thinkstock

Un ejercicio sencillo y muy eficaz para aflojar la columna y contrarrestar contracturas y dolores es el siguiente:

Ponte de pie, preferiblemente descalzo, en la posición que te expliqué más arriba, las rodillas apenas flexionadas, los brazos al costado del cuerpo, lleva el mentón hacia el pecho. Que la cabeza vaya bajando lentamente, arrastrando las vértebras cervicales (del cuello), luego las dorsales (de la espalda) y finalmente las lumbares (de la cintura).

Los brazos colgando flojos, los hombros relajados, hasta que la columna forme un arco como un “medio huevo”; no debes sentir dolor ni incomodidad, no importa que bajes mucho o poco. Quédate unos instantes, respira, y luego comienza a enderezarte levantando vértebra por vértebra, primero el sacro, luego las lumbares, las dorsales, y lo último que se levantará será la cabeza. Repite dos o tres veces más.

Otro buen ejercicio es el siguiente:

Acostado en el piso, flexiona las rodillas y llévalas al pecho, puedes sostenerlas con las manos; en esta posición, comienza a hacer suaves movimientos de vaivén, a un costado y el otro, no importa si bajas hasta el piso o no; este movimiento producirá un excelente masaje en la zona lumbar que aliviará tironeos y contracturas.

Unos pocos minutos cada día, con tal que tengas la suficiente constancia, te ayudarán a sentirte mucho mejor. Prueba y cuéntanos cómo te fue.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.