Remedios caseros para el dolor muscular

Imagen de Tali
Enviado por: Tali

El dolor muscular provocado por cansancio, ejercicio intenso, tensión, gripe o mala postura no se trata de una dolencia grave pero afecta el bienestar y la calidad de vida. No es necesario que suframos estos síntomas, ni que tomemos relajantes musculares que nos provocan somnolencia y malestares estomacales.

Para aliviar estos dolores existen varios tratamientos naturales para tratar estos dolores. Compartamos entonces algunos remedios caseros para el dolor muscular.

Remedios para el dolor muscular

Masaje con aceites

El uso de aceites esenciales para masajear la zona dolorida es un remedio casero muy efectivo para el dolor muscular. Utiliza una mezcla de aceite de almendras y aceite de clavo de olor, de jengibre o aceite de nuez moscada para el dolor muscular. Esta mezcla es muy efectiva para aliviar tensiones musculares, sobre todo después de realizar ejercicio intenso.

Romero

Para la inflamación muscular, las hojas de romero pueden ayudar. El romero contiene propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar los tejidos musculares y ayudar a disminuir el dolor. Prepara una mezcla de 30 gramos de romero en un frasco de agua hirviendo, cubre y deja reposar durante 30 minutos. Embebe un paño en la mezcla de agua y hojas de romero y aplica en la zona afectada 2 o 3 veces al día.

Vinagre de manzana

Para el dolor muscular por tensión o cansancio, prepara un baño de inmersión con agua tibia y dos tazas de vinagre de manzana, el vinagre ayudará a la distención de tus músculos.

Hielo

En caso de dolor muscular intenso, aplica hielo en el área afectada para relajar los músculos y bajar la inflamación. Evita el calor: aunque la aplicación de una compresa caliente pueda darte alivio inicial, el calor dilata los vasos sanguíneos y aumenta el flujo circulatorio a esa zona, lo que a la larga generará más hinchazón y dolor de la zona afectada.

Ejercicios de elongación

Una serie básica de ejercicios de elongación y estiramiento repondrá el estado de los músculos doloridos. Sin embargo, antes de estirar la zona, deberías asegurarte de no estás lesionado, ya que si así fuera la elongación podría empeorar la situación.

Terapia con vapor

Los baños de vapor resultan muy efectivos para relajar la tensión y el dolor muscular. Puedes tomar un baño de vapor en casa o asistir a un spa o sauna para relajar los músculos doloridos.

Pimienta molida

Un gran remedio casero para tratar el dolor muscular es la pimienta. Prepara una mezcla de pimienta molida y aceite de sésamo y masajea la zona muscular afectada.

Cómo prevenir el dolor muscular

Una vez que logramos desterrar los dolores musculares de nuestra vida debemos prevenir de que estos no vuelvan a aparecer y para ello debemos tomar algunas precausiones. A continuación te presentamos algunas actividades que puedes realizar para que lo vuelvas a padecer este tipo de molestias.

Yoga

La práctica regular de yoga mejora la flexibilidad general de los músculos, haciéndolos menos propensos a los calambres y al dolor muscular. Una rutina regular sencilla (aunque sea en tu casa) ayudará a tu salud muscular.

Relajación muscular

Si experimentas dolor y calambres musculares luego de hacer ejercicio, es muy importante hacer ejercicios de relajación y elongación muscular, sobre todo en brazos, pantorrillas y pies.

Suplementos

La deficiencia de magnesio, vitamina E y calcio en el cuerpo puede causar dolor muscular. Puedes consumir regularmente suplementos para mantener la buena salud de tus músculos, además de asegurarte una dieta equilibrada.

Si sufres de calambres, puedes estar sufriendo un déficit de potasio. Consume 1 o 2 bananas diarias para evitarlo.

anterior Baño natural para fortalecer las uñas siguiente Té Ayurvédico: Indian Chai

Artículos recomendados

Comentarios