Té de jengibre y miel para estimular la lactancia

78453630.jpg Comstock/thinkstock

Los cuidados en la alimentación no solo se deben tener durante el embarazo, sino también durante la etapa de amamantamiento, pues dependiendo de los alimentos que se ingieran será la calidad de la leche que se le brinde al bebé.

Debido a que no se recomienda el uso de medicamentos durante esta etapa de la maternidad, un complemento como el té de jengibre y miel para estimular la lactancia es una buena forma de optimizar el organismo de forma natural y así beneficiar tanto la salud de la madre como la del bebé.

Beneficios del jengibre y la miel

La infusión preparada a base de jengibre y miel es un remedio extraordinariamente calmante y un buen tratamiento para los resfrios durante la lactancia. El jengibre, por un lado, posee propiedades beneficiosas para tratar problemas respiratorios y la tos, mientras que la miel es un reconocido calmante del dolor de garganta y estados gripales.

Además, el jengibre y la miel utilizados en combinación conforman un excelente estimulante para el flujo de la leche, siendo por ello un buen suplemento para fomentar la lactancia materna.

81926096.jpg Digital Vision/thinkstock

Cómo preparar té de jengibre y miel

El té de jengibre y miel es muy sencillo de preparar y solo requiere 4 ingredientes: jengibre, miel, agua y limón. Comienza hirviendo 4 tazas de agua, añade luego el jengibre picado y dejándolo cocinar a fuego bajo por unos 20 minutos.

Cuando esté listo, cuélalo y sirve el té en una taza, agregándole el limón y la miel en la cantidad que más te guste, pero no uses mucho limón.

Consideraciones

Si bien el jengibre es un reconocido medicamento natural, si se utiliza en dosis excesivas podría ser perjudicial para la salud, por lo que te sugerimos que consultes con tu médico para que te recomiende la mejor forma de consumir el té de jengibre y miel durante la lactancia.

104660290_3.jpg

También se debe tener en cuenta que cada madre puede reaccionar de diferente forma a este remedio, por lo que se debe estar atento a la aparición de sarpullidos, diarrea o irritabilidad, pues de ser así, tu bebé podría volverse sensible al jengibre o a la miel.

En cuanto a esta última, es conveniente utilizar miel pasteurizada para reducir las posibilidades de que contenga bacterias contaminadas y que podrían afectar negativamente tanto a la madre como al bebé.

Recuerda tomar las precauciones necesarias y asegurarte de que ninguno de los ingredientes del té de jengibre y miel podría llegar a ser perjudiciales para ti o tu bebé. Una vez que tengas claro esto, podrás utilizar este buen remedio natural para fomentar la lactancia materna.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.