Frituras sanas: comer frituras sin perjudicar la salud

200321832-001.jpg Photodisc/thinkstock
 

Las frituras son deliciosas, sí, pero nada saludables, aunque nuevas investigaciones han encontrado que si se utilizan los aceites adecuados, se puede hacer de estas deliciosas preparaciones platillos más saludables.

Existen diferentes tipos de aceite, aunque los más conocidos sean el aceite de oliva, el de maíz y el de girasol. Actualmente, para aderezar las comidas, se recomienda el uso de aceite de canola o de uva que son sabrosos y saludables.

Las frituras siempre quedaron al margen porque es cierto que comer muchas frituras no forma parte de una alimentación saludable y están contraindicadas principalmente a las personas con problemas cardíacos o arteriales, pero hay que reconocer que estos alimentos son parte importante de algunas preparaciones y que también, como dijimos al principio, son sabrosos y hace bien al alma damos un gusto.

¿Son posibles las frituras sanas?

124812877.jpg Design Pics/thinkstock

En España, la Universidad de Madrid ha realizado un estudio basándose en que las preparaciones fritas son parte de la gastronomía tradicional y más utilizada por las familias y, sin embargo, esta característica no hace crecer el índice de problemas cardíacos o arteriales, como si sucede en países de América donde el consumo de frituras hace crecer los índices de mortalidad asociados a la obesidad y los problemas cardíacos.

La conclusión de este estudio dice que, en España no se ve asociado de forma significativa el consumo de frituras con las enfermedades vasculares porque utilizan aceite de oliva y aceite de girasol para cocinarlas.

El estudio también avisa que esta relación no tiene validez en el caso de las comidas rápidas en restaurantes, porque en estos sitios se utiliza el mismo aceite para freír más de una vez, haciendo esto que sus niveles de grasa aumenten considerablemente y se eliminen todas sus bondades naturales.

También se puede aclarar que el estilo de alimentación mediterránea incluye frutos secos que ayudan a la digestión y previenen enfermedades vasculares de forma natural.

El girasol también tiene otras propiedades que ayudan a prevenir los problemas cardíacos, ya que es un atidepresivo natural al elevar las cantidades de serotonina y estimular el funcionamiento del sistema nervioso.

Cómo comer fritos saludables

137861192.jpg iStockphoto/thinkstock

Entonces, si deseamos comer frituras sin descuidar la salud, lo mejor será hacerlas en casa y utilizar aceite de girasol o aceite de oliva siempre puros y vírgenes. El primero será el más indicado si queremos hacer preparaciones dulces, el segundo realza los sabores salados con un toque de sabor particular, muy agradable.

Siempre siguiendo el consejo médico para incorporar las frituras a la dieta, sabemos que de vez en cuando, un gustillo nos podemos dar sin descuidar la salud, eso sí una vez utilizado el aceite será prudente eliminarlo y no utilizarlo para otras preparaciones.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.