Cómo combatir el envejecimiento de la piel sensible

100643198.jpg Hemera/thinkstock

Al ser la piel la parte del cuerpo que más exponemos al medio ambiente, es natural que resulte la más afectada por los radicales libres. Estos daños, si bien no eliminarse, pueden minimizarse por distintas vías naturales que no impliquen irritación para la epidermis.

Veamos 3 productos naturales para combatir el envejecimiento de la piel sensible, que pueden ser muy útiles en su aplicación.

Productos naturales contra el envejecimiento de la piel sensible

Aceite de vitamina E

154036814.jpg iStockphoto/Thinkstock

El aceite de vitamina E se emplea usualmente para combatir las arrugas, pero también es un método maravilloso para prevenir los desgastes de la edad y rejuvenecer las pieles sensibles. Hay dos formas en que puede obtenerse este producto: una es comprándolo en las farmacias en su forma pura y otro es tomando los suplementos de vitamina E y extrayendo el aceite que tiene dentro.

Este aceite revierte los daños causados por el medio ambiente en las pieles sensibles y favorece la regeneración celular. Se eliminan las células muertas y se fortalece la formación de células nuevas. Es un excelente lubricante para las membranas y facilita el proceso de sanamiento y recuperación.

Remedio: basta poner unas gotas de aceite de vitamina E en las líneas del rostro y otras partes del cuerpo justo antes de dormir. Las más importantes son las de la sien, los ojos y entre las cejas.

Bananas

78291095.jpg Goodshoot/thinkstock

Para nuestra fortuna las bananas son un remedio natural muy beneficioso para el cuidado de las pieles sensibles. Se las considera muy útiles para preparar cremas faciales que combaten el envejecimiento sin acarrear efectos colaterales.

Como sabemos, estos frutos son una fuente importante de vitamina A y potasio. La vitamina A regula la producción de grasa corporal, responsable de mantener el cuerpo suave e hidratado, lo cual ayuda a demorar la aparición de arrugas.

El potasio, por su parte, es también un nutriente significativo para la piel. Elimina las impurezas y las células muertas que favorecen las arrugas.

Remedio: es muy simple, solo machaca unas bananas maduras y aplica esta pasta directamente sobre el rostro, cuello y hombros. Déjala durante 15 minutos y luego enjuaga con bastante agua tibia. Puedes hacer esta mascarilla facial tantas veces decidas en la semana.

Olmo escocés

101155035.jpg Hemera/thinkstock

Al olmo escocés se le reconocen sus propiedades cutáneas. Por eso se le emplea con frecuencia en picadas de insectos, eczemas, quemaduras y hasta en la psoriasis. Tiene funciones curativas y limpiadoras en la piel. Se lo considera un buen astringente, pero también posee antioxidantes que ayudan a combatir el envejecimiento. Al no contener alcohol, es ideal para utilizarlo en pieles sensibles.

Remedio: con la piel limpia, pasa un algodón impregnado de tónico de olmo escocés por todas las arrugas del cuerpo, haz énfasis en el rostro. Limpiará tu piel y cerrará los poros abiertos. Además curará los daños recibidos por los embates del clima.

Si eres una persona con la piel sensible y quieres combatir el envejecimiento provocado por los radicales libres, puedes empezar utilizando estos 3 productos naturales: aceite de vitamina E, bananas y olmo escocés, muy útiles todos a la hora de proteger tu delicada epidermis.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.