Aloe vera para el eczema

123096219.jpg iStockphoto/thinkstock

El eczema es una reacción inflamatoria de la piel que tiende a secarla, enrojecerla e irritarla. Dentro de los tratamientos naturales contra esta afección, el uso de aloe vera es lo más eficiente. En OtraMedicina te contamos todo acerca de los beneficios del aloe vera contra el eczema para que puedas combatir esta afección de manera natural.

Ya te habíamos contado que el aloe vera es uno de los remedios caseros más populares para combatir el eczema. Y es que por sus propiedades altamente hidratantes es una de las plantas más convenientes para evitar la piel extra seca, típica manifestación de este tipo de dermatitis. Además, esta misma humedad alivia el enrojecimiento de la piel, ayudando a que esos parches rojos que se forman empiecen a desaparecer.

Infusión de aloe vera contra el eczema

Una de las formas en las que puedes usar el aloe vera para tratar el eczema es haciendo una infusión de su extracto natural. Ten en cuenta que existen dos variedades de plantas de aloe vera, una se utiliza de manera externa y la otra es para uso interno. Si no tienes esta tan beneficiosa planta en tu casa, puedes adquirirla en cualquier vivero. Para el caso de los tratamientos por infusión, recuerda preguntar cuál es la de uso interno.

100551215.jpg Hemera/thinkstock

Para hacerla tú mismo, simplemente licúa la pulpa del aloe (rompe las hojas y verás qué carnosa es) junto con un poco de agua y azúcar para cortar el sabor amargo tan característico de esta planta. También puedes adquirir este extracto en forma de polvo o directamente en sacos de té en dietéticas y herboristerías.

Por último, es conveniente aclarar que quienes tienen problemas gastrointestinales pueden padecer algún tipo de efecto secundario. Consúltalo con un medico o farmaceútico si tienes una afección de este tipo.

Tratamiento tópico con aloe vera

Es verdad que el sabor del aloe vera es muy amargo y fuerte. Si no es de tu agrado este tipo de infusiones, puedes probar con un tratamiento tópico casero. De la planta de aloe vera de uso externo, quiebra una hoja y aplícate el gel verde que desprende directamente sobre las ronchas o parches rojos en tu cuerpo.

Esta opción es tan buena como la anterior, ya que la aplicación apunta directo a la zona afectada. Notarás un alivio muy rápido. La propiedad hidratante del aloe es tan efectiva que actúa al instante. Aplícalo dos veces en el día, con estas cantidades ya debería de ser suficiente.

139530479.jpg iStockphoto/Thinkstock

Son muchos los productos del mercado que contienen aloe vera. Si eres propenso a las reacciones alérgicas de tu piel y a los eczemas, es recomendable que uses una crema o gel hidratante a base de aloe. Puedes usarla a diario.

Existen, además del aloe vera, otras plantas medicinales para combatir el eczema, prueba también con ellas o con estos remedios fáciles para aliviar las dermatitis.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.