Beneficios y perjuicios del aceite de girasol

105922510.jpg iStockphoto/thinkstock

Aunque sea cierto que las grasas en general son malas para el organismo, hay algunos tipos de aceite que sí resultan beneficiosos para la salud. El cuerpo necesita grasas específicas que se encuentran en aceites vegetales como el de girasol. Este ayuda a aumentar el llamado colesterol bueno y a limpiar los vasos sanguíneos. También es de mucha ayuda para el cuidado de la piel.

¿Cuáles son los beneficios que aporta el aceite de girasol?

  • Uno de los principales beneficios de consumir aceite de girasol es que protege las células del organismo del cáncer que provocan los radicales libres.
  • Este aceite es rico en vitamina E, la cual ayuda a prevenir enfermedades como el asma, la artritis reumática y y el cáncer del colon.
  • Reduce el riesgo de sufrir infartos y también quema el colesterol disfuncional.
  • La vitamina E presente en el aceite de girasol también actúa como un hidratante que ayuda a las células a retener agua. Por esta razón se usa mucho en productos de higiene y en cosmética.
  • Por otra parte ayuda a proveer al cuerpo de una frontera protectora que resiste cualquier invasión infecciosa en bebés pretérmino. 155228608_0.jpg

     

¿Cuáles son sus perjuicios?

El aceite de girasol ofrece varios beneficios al cuerpo humano; sin embargo, también hay prejuicios que debemos conocer:

  • Es rico en ácidos grados polisaturados, que pueden reaccionar con el organismo oxidando la sangre y dañando las arterias.
  • El exceso de estos ácidos también puede elevar los niveles de presión arterial, causando trastornos en los riñones y otras complicaciones severas.
  • El consumo excesivo de este tipo de aceite puede causar obesidad, dolores en las articulaciones y diabetes.
  • Igualmente el exceso en su ingesta puede provocar cáncer de próstata y en mujeres menopáusicas cáncer de seno.

Ahora que ya conoces cuáles son los beneficios y las perjuicios del aceite de girasol, te recomendamos que lo incluyas en tu dieta de forma moderada, de modo que tomes de él los nutrientes requeridos para fortalecer tu piel y tu organismo, y que no sobrecargues a tu cuerpo con ácidos grasos innecesarios que solo acarrearían efectos secundarios nocivos.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.