Consejos para hacer una habitación de meditación

Consejos para hacer una habitación de meditación .jpg Manuel Alvarez Alonso - RF - Thinkstock

La meditación es otra forma de mantenerse saludable y de cuidar nuestro cuerpo mediante la relajación y la concentración. Aquí, en OtraMedicina, ya hemos visto por ejemplo, los beneficios que tienen las terapias orientales de meditación así como también varios ejercicios de relajación y respiración.

Pues bien, si has decidido comenzar a llevar estos ejercicios en práctica o estas pensando en comenzar a introducirte en el mundo de la meditación como una nueva manera de sanar, debes saber que necesitarás un lugar adecuado y ambientado específicamente para ello. Por esto es que hoy te brindamos algunos consejos para hacer una habitación de meditación, que esperamos, te brinden las herramientas necesarias para disfrutar de la meditación como debe de ser.

Escoger tu espacio de meditación

Consejos para hacer una habitación de meditación 2.jpeg Manuel Alvarez Alonso - RF - Thinkstock

Para conformar tu espacio ideal en el cual llevar a cabo tus ejercicios de meditación y relajarte adecuadamente, lo más importante es que tengas comodidad, aunque esto no significa que el lugar tenga que ser amplio o de grandes dimensiones.

Si consigues un espacio grande es mejor, pero si no cuentas con el, uno en el que puedas relajarte en silencio y concentrarte, servirá de todos modos. Puede ser un garaje bien ordenado o cualquier otro lugar en donde sepas que no habrá interrupciones.

Debe ser un lugar donde te asegures también que puedas regresar a menudo y los demás sepan que no pueden ir a interrumpir, un lugar donde puedas ir a recorrer en lo profundo de tu conciencia.

Asimismo, el lugar necesita estar lejos de sonidos que puedan entrometerse o interrumpir tu concentración. Si bien a veces es bueno escuchar el sonido que emite un reloj, el canto de las aves, los sonidos de la naturaleza o de algunos animales, lo mejor será escuchar solo tu voz interior y no distraerse con la voz de los niños, de algún vecino o de algún televisor.

Adecuar el espacio donde meditar

Consejos para hacer una habitación de meditación 4.jpg David Oxberry - RF - Thinkstock

Decíamos que es importante que te encuentres cómodo en tu espacio de meditación, por lo cual de seguro necesitarás de una alfombra suave, en la que puedas descalzarte y acomodarte en el suelo. Además, es una buena idea invertir en un buen sillón o almohadones grandes y cómodos, ya que allí pasarás largos períodos de tiempo sentado y haciendo los distintos ejercicios.

Estar incómodo implica un esfuerzo y un cansancio físico que otra vez, puede distraernos y alejarnos de nuestros fines. También es recomendable comprar algunas esteras de yoga para colocar allí y tenerlas siempre cerca, recordemos que debemos procurar evitar todo lo que pueda distraernos si queremos que nuestra habitación para la meditación cumpla su cometido y muchas personas encuentran la rigidez como una molestia que distrae.

Consejos para hacer una habitación de meditación 1.jpeg Daniel Schoenen - RF - Thinkstock

Si es posible, pintemos las paredes de la habitación con colores claros y coloquemos cortinas suaves que ambienten aún más el lugar, además, podemos también decorar la habitación con elementos de valor espiritual, que promuevan nuestra inspiración.

Velas aromáticas, totems, cristales, inciensos y fotografías de paisajes bonitos y armoniosos, serán parte de la decoración adecuada pero recuerda siempre no sobrecargar el lugar con muchas cosas. Que reinen los espacios limpios, abiertos, armoniosos y cómodos, en los que puedas maniobrar a gusto.

Consejos para hacer una habitación de meditación 3.jpg Nadzeya Kizilava - RF - Thinkstock

Artículos recomendados

2 Comentarios

Excelente para toda la vida, la meditación es el arte de estar aquí y en cualquier parte sanando

Jue, 2012-02-02 23:24

Excelente, gracias.

Sáb, 2012-10-27 15:45
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.