Aceite de menta para el colon irritable

97543982.jpg iStockphoto/thinkstock

Muchas personas sufren del síndrome de colon irritable, una molestia difícil de controlar, sobre todo para quienes tienen un ritmo de vida muy acelerado. La medicina tradicional ayuda, pero no puede ser tomada por largos períodos, por lo que muchas veces tenemos que recurrir a la medicina alternativa. Aquí podemos optar por muchas opciones, una de ellas es el aceite de menta, el cual te puede ser de gran ayuda, como verás a continuación.

Aceite de menta para el colon irritable

La planta de menta es conocida por sus numerosos efectos beneficiosos, sobre todo para el sistema digestivo. Desde hace siglos se utiliza, aunque se ha ido modificando la forma de su consumo mediante diversas tecnologías. Hoy tenemos a disposición el aceite de menta, el cual es una excelente alternativa para el tratamiento del colon irritable. Se  ha llegado a pensar que puede ser el mejor remedio disponible hasta ahora.

¿El mejor remedio?

Según un estudio de la Universidad de McMaster, Canadá, el aceite de menta sería el remedio que brinda mayores mejorías en el tratamiento del síndrome de colon irritable. En ese estudio se revisaron diversos medicamentos para el colon, que han sido utilizados en los últimos sesenta años, de los cuales el aceite de menta resultó ser el mejor catalogado.

¿Cómo actúa?

El aceite de menta bloquea el flujo de calcio de las células musculares de los intestinos, con lo que se impide el exceso de contracciones musculares del colon, que producen el síndrome de intestino irritable. Sus efectos beneficiosos han sido ampliamente estudiados, teniendo resultados muy positivos en la calidad de vida de los pacientes que lo consumen.

 

148027218_0.jpg

¿Cómo se consume?

El aceite de menta se puede consumir en forma de cápsulas, donde lo mejor es adquirir aquellas que son recubiertas, para evitar una posible gastritis. Se recomienda consumirlas dos veces al día, por un período prolongado de tiempo. Debes considerar que sus efectos se demorarán unas semanas en notarse.

Efectos adversos

Los efectos adversos que puedes sufrir si consumes aceite de menta son muy pocos y leves: náuseas o leves reacciones alérgicas. Pero, si la ingieres en grandes cantidades, puede que tus riñones se dañen gravemente.

Si tienes síndrome de colon irritable, seguramente has probado muchos tratamientos y terapias de distinto tipo. El aceite de menta puede ser una buena opción, aunque dependerá de características individuales y de los cambios en tu estilo de vida que hagas complementariamente. Muchos remedios naturales pueden ayudarte a solucionar este problema.

Recuerda que son muy necesarios para el tratamiento de esta enfermedad, pero por supuesto que una alimentación sana es fundamental.

Y tú, ¿has probado el aceite de menta?

Artículos recomendados

Comentarios