Remedios caseros para los raspones

153486985.jpg iStockphoto/thinkstock

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos sufrido raspones, ya sea en los brazos o en las piernas (son los sitios más comunes). Generalmente los niños son los más propensos a sufrir de este tipo de heridas, y hoy te traemos remedios caseros para los raspones para que puedas tratarlas de manera efectiva.

Las causas de los raspones son variadas, y van desde caídas a úlceras por presión, y pueden formarse también como consecuencia secundaria de algunas enfermedades. Los raspones aparecen como heridas en la capa más superficial de la piel. En algunos casos presentan un poco de sangrado; generalmente no dejan cicatrices, pero eso depende del tipo de piel.

Remedios caseros para los raspones

Primero debes desinfectar el área lesionada. Para ello primero lava con agua la herida y luego pasa un algodón empapado en té de tomillo. Luego puedes aplicar sobre la herida algunas gotas de aceite de lavanda, o hacer una mezcla de aceite vegetal (oliva, jojoba, etc.) con aceite esencial de árbol de té, caléndula o consuelda.

Otro remedio es el gel de aloe vera, ya que gracias a sus propiedades desinflamatorias, desinfectantes y cicatrizantes, ayudan a recuperar rápidamente este tipo de heridas. Debes aplicar el gel sobre la herida y evitar exponerla al sol.

Para desinflamar y regenerar la piel una opción son los cataplasmas de caléndula, que ayuda además a detener el sangrado y favorece el rápido crecimiento de la piel. Asimismo, los cataplasmas de perejil pueden tener el mismo efecto.

Puedes aplicar hojas de romaza sobre la herida para que cicatrice rápidamente. Si es un raspón muy profundo puedes mezclarlo con un poco de yodo.

Con estos remedios serás capaz de tratar los raspones naturalmente y procurar su rápida curación.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.