Remedios caseros para el goteo post-nasal

78461571_3.jpg

El goteo post-nasal genera diversos síntomas molestos en el área de la garganta, tales como tos seca y sensación de sequedad.

La producción de moco es un mecanismo de defensa para eliminar los virus y bacterias del tracto nasal. Sin embargo, cuando el mismo se produce en exceso para muchas personas se convierte en una molestia recurrente; si sufres de esta alteración sigue leyendo, pues hoy te enseñamos algunos remedios caseros para el goteo post-nasal.

Se le denomina goteo post-nasal, pues se refiere al paso del moco desde la parte posterior del tracto nasal hacia la garganta. Dependiendo del mecanismo que activa su producción, puede tratarse de moco muy líquido que pasa fácilmente o ser grueso, que se queda en la garganta y causa la mayoría de las molestias.

100717066_2.jpg

Remedios caseros para el goteo post-nasal

Las gárgaras con sal son un remedio muy efectivo para liberar la garganta. En una taza de agua añade ½ cucharadita de sal y realiza las gárgaras.

Si el moco es más grueso intenta con el siguiente remedio: en 1 taza de agua tibia mezcla 1 cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato de sodio; con una jeringa realiza un lavado nasal, intenta mantener el líquido dentro de la nariz durante 10 segundos mientras llevas la cabeza hacia atrás y realizas movimientos a los lados (para que la solución se distribuya en las fosas paranasales), luego debes sonarte la nariz y repetir el procedimiento con la otra fosa nasal.

Mantener tu cuerpo hidratado te ayudará a la producción de moco fino que no se estancará a nivel de la garganta, así que recuerda consumir entre 8 a 10 vasos de agua al día.

Algunos cambios en el ambiente te pueden ayudar a mejorar esta alteración, intenta utilizar un humidificador para mantener la humedad estable en tu casa. Si eres alérgico trata de evitar los alérgenos que causan una mayor producción de moco, asimismo como evitar en lo posible el smog.

Con estos pasos podrás combatir el goteo post-nasal y liberarte de sus molestias. 

Artículos recomendados

Comentarios