Consejos naturales para las manos

78631474_0.jpg

En épocas invernales, es común ver manos agrietadas, rojas, doloridas, que no se le desean ni al peor enemigo, pero también las manos se ven afectadas por enfermedades tales como la artritis o la tendosinovitis. He aquí algunas soluciones para manos con problemas, soluciones que precisamente “están en tus manos”.

Los expertos del libro “Remedios Caseros” aconsejan evitar el contacto con el agua a toda costa. Los lavados frecuentes eliminan la capa de aceite protectora de la piel, su humedad se evapora y se reseca. Si te lavas las manos a menudo, trata de lavarte solo las palmas, que pueden mojarse con mayor frecuencia que el dorso, cuya piel es más delgada y se reseca más fácilmente.

En lugar de usar jabón, puedes utilizar un limpiador de piel sin aceites, frotándolas hasta que la loción haga espuma y quítala con un pañuelo de papel. Pero, por supuesto, la prevención es la mejor solución, porque es más fácil prevenir el agrietamiento de las manos que tratarlas.

En cuanto a los problemas generados por enfermedades es posible efectuar un baño de parafina con excelentes resultados, pues proporciona alivio del dolor y la inflamación causada por la artritis de las articulaciones, así como mejora la movilidad articular en caso de rigidez por esguinces o fracturas.

El agente terapéutico de los baños de parafina es el calor, pues esta sustancia tiene la propiedad de adaptarse a las formas del cuerpo guardando el calor.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.