Cómo curar rápido una herida

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Curar rápido una herida y de forma natural es un arte, sin lugar a dudas. ¿Te has tropezado y caído y no quieres ese feo corte durante días? ¿Tienes un moretón que quieres curar para poder usar esa falda? No dudes en seguir nuestros consejos y verás cómo en pocos días tendrás sanada esa herida que tanto te molesta.

Limpiar la herida

Es realmente importante limpiar bien la herida para prevenir infecciones. Sin embargo, muchos productos que se utilizan para limpiar una herida tienen químicos que interfieren en el mecanismo de curación del cuerpo, ya que no solo matan a los gérmenes sino también a los leucocitos.

Podemos lavar la herida con una simple solución salina o con agua a presión -por ejemplo, de la ducha-.

El proceso de curación de la herida

Si bien se cree que lo ideal es mantener la herida limpia, seca y cubierta por una gasa, esto puede llevar a que la herida tarde un poco más en curar y quede con una cicatriz. Sin embargo, mantener la herida húmeda e hidratada permite sanar más rápidamente, por lo que los vendajes semioclusivos son los ideales.

También debemos tener en cuenta que la herida solo se cura de dentro hacia afuera, por lo que permitir la formación de una costra solo hará más difícil el proceso de curación.

Para curar rápido una herida debemos primero que nada parar el sangrado mediante la presión en la zona herida; luego limpiarla con la solución salina -dos cucharadas de sal marina en un litro de agua hervida y dejar enfriar antes de usar-. Utilizar luego un antiséptico natural es lo correcto, te recomendamos Echinacea angustifolia. También podemos utilizar cremas naturales a base de caléndula, equinácea, hierba de San Juan o aceite de árbol de té.

También podemos mezclar aceite de hipérico, salvia y romero sobre una base de aceite de oliva; aloe vera o consuelda son perfectos para heridas superficiales. Por su parte, la arnica se utiliza para extraer del cuerpo astillas o espinas. La miel también es buena no solo por su efecto antibiótico sino también cicatrizante.

Otras recomendaciones para curar una herida

Una dieta pobre en determinados nutrientes hace más difícil de sanar una herida. Por eso, necesitamos consumir suficientes alimentos que contengan vitamina A, B, C y E, además de zinc. También es importante aumentar la cantidad de proteínas ingeridas, ya que la piel está básicamente hecha a base de ellas.

¿Sabes cómo curar rápido una herida? Ten en cuenta que a algunas heridas muy profundas es conveniente que las trate un médico, especialmente si hay riesgos de desangrarse.

Artículos recomendados

Comentarios