Remedios caseros para el resfriado común

133541688_3.jpg

Una inflamación en el tracto respiratorio superior causada por infección viral se llama resfriado. La aparición de esta enfermedad es muy frecuente, puede aparecer y reaparecer varias veces al año. La gripe común tiene una duración de cerca de 3 a 10 días y afecta sobre todo a la nariz. A veces existe un bloqueo en los oídos también. Los tubos bronquiales también pueden verse afectados. Los síntomas del resfriado común son dolor de garganta, congestión de los conductos nasales, estornudos, dolor de cabeza, escalofrío y dolor de cuerpo.

La gripe o resfriado común no es una enfermedad seria y puede ser tratada mediante la adaptación de algunos remedios caseros.

Te invitamos a conocer más acerca de cómo curar a una persona que sufre de esto. Si los síntomas del resfriado hacen que te sientas terriblemente mal aquí hay algunos remedios para el resfriado que puedes utilizar para sentirte mejor.

1) Toma muchos líquidos. Beber agua o jugo para prevenir la deshidratación y mantener la garganta húmeda. Debes beber al menos 8 a 10 vasos de ocho onzas de agua al día. Incluye líquidos tales como agua, bebidas deportivas, té de hierbas o jugos de fruta, y evita la cola, el café y otras bebidas con cafeína, ya que actúa como un diurético y puede deshidratar.

2) Inhala vapor para aliviar la congestión nasal. Mantén tu cabeza en una olla de agua hirviendo y respira por la nariz. Ten cuidado. Si el vapor quema la nariz, respira más lentamente. También puedes optar por la humedad de una ducha de agua caliente con la puerta cerrada, el aerosol nasal de solución salina o un humidificador de ambiente.

3) La miel también es excelente para la tos y dolor de garganta cuando se toma con una cuchara de agua caliente y limón.

4) Las recetas con ajo también funcionan de maravilla.

5) Sonarse la nariz a menudo, pero hacerlo de la manera adecuada ya que puedes causar dolor de oído. La mejor manera de sonarse la nariz es presionar con un dedo en un orificio nasal mientras sople suavemente para eliminar el otro.

6) Usa aerosoles nasales salinos o haz tu propio enjuague de agua salada para cuando tienes mucho liquido nasal. El enjuague de agua salada ayuda a romper la congestión nasal y al mismo tiempo elimina partículas de virus y bacterias de la nariz. Aquí hay una receta popular:

Mezcla 1/4 cucharadita de sal y 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio en 8 onzas de agua tibia. Inclina tu cabeza sobre y vierte un suave chorro de agua salada en la nariz. Repite dos o tres veces y luego tratar con la otra fosa nasal.

7) Mantente caliente y en reposo. Mantener el calor y descansar ayuda al cuerpo a dirigir tu energía hacia la batalla inmune. Por lo tanto, acuéstate con una manta para mantener el calor si es necesario.

8) Hacer gárgaras con agua tibia con sal. Hacer gárgaras puede humedecer la garganta dolorida o irritada y traer un alivio temporal. Prueba con una media cucharadita de sal disuelta en 8 onzas de agua tibia cuatro veces al día. Para reducir el cosquilleo en la garganta, trata de hacer gárgaras con un astringente - como el té que contiene tanino - para reforzar las membranas.

9) Té de manzanilla ayuda a dormir y es bueno para las fiebres. Las mujeres embarazadas no deben usar en grandes cantidades.

Artículos recomendados

Comentarios