Posiciones de relajación del yoga

121353412.jpg iStockphoto/thinkstock

Muchas personas que practican yoga lo hacen en búsqueda de relajación, para evadir el estrés y para sentirse mejor y más saludables. Algunas posiciones de relajación del yoga son perfectas por ejemplo para practicar cuando llegas a tu casa del trabajo y quieres quitarte de encima todas las presiones y el cansancio del día.

Una de las técnicas de relajación del yoga comienza acostados en el piso boca arriba, con los brazos cerca del cuerpo, las manos hacia arriba y las piernas no muy separadas. Nos concentramos observando cada parte del cuerpo, empezando por la cabeza y hasta llegar a los dedos de los pies. Entonces prestamos atención a nuestros pensamientos y a la totalidad del cuerpo.

En este estado de relajación comenzaran a sentirse algunas tensiones en el cuerpo, las tensiones se sienten como pulsos y cuando centramos nuestra relajación hacia ese punto tienden a desaparecer. Así podemos adentrarnos en una relajación profunda que nos otorga grandes beneficios de salud para el resto del día, y para siempre si lo hacemos a diario.

Una de las asanas del yoga es la postura del árbol o vrkasana. Es una postura sencilla que sirve para relajarse. Se realiza parándose sobre una sola pierna, apoyando un pie por encima de la rótula, entre la rodilla y el muslo.

Con las palmas de las manos unidas junto al pecho, como orando, inspiramos profundamente mientras levantamos las manos. Mantenemos un instante arriba, bajamos expirando el aire mientras flexionamos el tronco intentando tocar el suelo con las manos y volver a la posición original.

La respiración es fundamental en el yoga, el pranayama es la técnica que nos enseña el yoga y se basa en el control de la respiración en sus cuatro fases: Inspiración, retención con aire, exhalación y retención sin aire. La respiración debe realizarse de acuerdo a cada asana o postura del yoga.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.