Masaje balinés: descúbrelo

141236447.jpg iStockphoto/thinkstock

En las islas que conforman Indonesia se encuentra la isla de Bali. El masaje balinés tiene su origen en esta región, y existe una larga tradición de masajes relajantes tanto en Bali como en las islas cercanas. Si bien proviene de la medicina ayurvédica hindú, es característico de esa zona.

Esta técnica de masajes relajantes con aceites es excelente para combatir el estrés. Descubre lo que es el masaje balinés y hallarás un masaje profundamente relajante y antiestrés.

El masaje balinés se aplica en todo el cuerpo ejerciendo una presión que varía, pero que en la mayor parte del masaje es una presión media o alta. Resulta beneficioso para la relajación y disuelve la tensión en los tejidos profundos. Se utilizan mayormente aceites especiales para masajes que contienen aceite de sándalo, jazmín y salvia.

La técnica del masaje balinés se caracteriza por tener movimientos manuales largos y lentos, de esta manera se logra mejorar la circulación de la sangre, se beneficia el sistema linfático y se regenera la piel.

Para que la relajación sea completa, se tapan los ojos con unos saquitos rellenos con flores durante 10 minutos. También se suele usar inciensos, música suave y luces tenues o velas para facilitar la relajación.

Es especialmente indicado para niños con hiperactividad y para personas que padezcan ansiedad, depresión, estrés o insomnio. La relajación física se traduce en relajación mental, por lo que es bueno para todas estos trastornos. Además es restaurador de la armonía del cuerpo, desbloquea el flujo de energía, fortalece el sistema inmunológico y relaja los músculos mejorando la movilidad.

Una de las características del masaje balinés es que se practica en todo el cuerpo. En cada lugar del cuerpo se obtienen distintos efectos: en la espalda elimina todas las tensiones y sobrecargas, en la zona del pecho y abdomen, se beneficia el ritmo cardíaco y abre los canales energéticos y en los pies y piernas drena, relaja los músculos y mejora la movilidad.

Artículos recomendados

Comentarios