Remedios caseros para adelgazar

131992240_3.jpg

Para adelgazar no se puede iniciar una de esas dietas extremas en las que sólo se consumen limones, naranjas, arroz, etc. Estas dietas lograrán una rápida rebaja de peso con una rápida subida de peso posterior, además de que este tipo de régimen pueden aumentar las posibilidades de enfermedades por falta de vitaminas y nutrición.

A continuación te pasaré una serie de sencillos remedios caseros que activarán el proceso de adelgazamiento de forma sana: hay alimentos que contribuyen por sus efectos al adelgazamiento como son el perejil, el vinagre de sidra y el huevo duro, ya que  el organismo consume más energía para metabolizarlo de lo que aporta.

Con relación al vinagre de sidra se recomienda tomar 2 cucharadas diluidas en un vaso de agua antes de cada comida. Tomar un té de manzanilla caliente después de la comida principal ayuda a la digestión y además todo lo caliente ayuda a adelgazar.

Otra opción es elaborar un té con 1 cucharadita de marrubio en 1 taza de agua. Se calienta el agua y agrega la hierba. Tomar caliente 2 tazas diarias durante 15 días. Se recomienda evitar este té en casos de mujeres embarazadas o que tengan gastritis o úlcera péptica.
Tomar en ayunas durante 40 días, una decocción de 25 gr de hojas frescas de malva en 1/2 litro de agua. Combinar este remedio con una dieta ligera (fruta, verdura, carnes y pescados a la plancha, lácteos desnatados y pequeñas cantidades de pan y pasta integral).

Lavar tres zanahorias y pasarlas por la batidora sin pelar hasta obtener su jugo. Beberlo tres veces diarias entre las comidas. Lavar, partir por la mitad y extraer el zumo de un pomelo o toronja y mezclar con 1 onza de agua. Beber a sorbos una hora antes de cada comida.

Artículos recomendados

Comentarios