Medicina natural para la tos

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

La tos es bastante molesta y suele estar ligada a una enfermedad subyacente -por ejemplo, una gripe-. Existen muchos tipos de tos: tos seca, con flemas, continua o persistente, abrupta, etc. La medicina natural para la tos es una buena forma de evitar que esta prosiga sin necesidad de comprar medicamentos que puedan dañar nuestro cuerpo de otras formas. ¿Quieres conocer algunos remedios caseros para la tos?

Ajo

El ajo es uno de los mejores remedios naturales para la tos: lleno de componentes antibióticos y antivirales, además es un expectorante que nos permite eliminar todo el moco y las bacterias que tenemos en los pulmones. La mejor opción es comerlo crudo, entre cuatro y ocho dientes de ajo al día, aunque esto puede ser un poco malo para el estómago. Por eso mismo, si ves que tu estómago no aguanta, puedes añadirlo cocido a diferentes comidas: sopas, ensaladas y salsas son las mejores opciones. También podemos hacer una infusión con 3 dientes de ajo y medio litro de agua, poner a hervir e ir bebiendo poco a poco durante el día.

Miel

La miel se ha utilizado en la medicina china como expectorante, por lo que es un gran remedio natural para la tos. Es fácil de utilizar, además, porque solo necesitas mezclar una cucharada de la misma en una taza de agua caliente y consumir. Si no te gusta el sabor tan dulce puedes añadir un poco de jugo de limón; y si tienes problemas para conciliar el sueño por la tos, añadir una cucharada de brandy o whisky a la taza antes de dormir.

Jengibre

Las propiedades antivirales del jengibre pueden hacerlo un excelente remedio casero para la tos, especialmente si lo combinamos con anís y regaliz. Para eso, debemos combinar dos cucharadas de raíz de jengibre rallada, dos cucharadas de anís y dos de raíz de regaliz en dos tazas de agua hirviendo. Se debe tomar media taza cada dos horas, pero no más de tres tazas al día.

Tomillo

Los alemanes suelen utilizar el tomillo para aliviar la tos, las infecciones respiratorias superiores, la bronquitis y la tos convulsa. El tomillo tiene flavonoides que ayudan a relajar los músculos de la garganta y reducir la inflamación. Para hacer un té debemos mezclar dos cucharaditas de las hojas del tomillo, machacadas en una taza de agua hirviendo, tapar y dejar reposar 10 minutos, colar y beber.

Té de pimienta negra

La pimienta negra estimula la circulación y el flujo de las mucosas. Para hacer un de este estilo, también necesitaremos miel, de la cual ya mencionamos sus propiedades. Con una cucharadita de pimienta negra recién molida, dos cucharadas de miel y una taza de agua hirviendo haremos una infusión que debe reposar tapada por 15 minutos. Luego se cuela y se bebe.

La medicina natural para la tos puede llevar un poco más de tiempo en actuar que un medicamento común, pero sin duda alguna nos libra de los efectos secundarios. ¿Has probado alguno de estos remedios caseros?

anterior Crema casera para después de depilarse siguiente Cómo reducir los triglicéridos naturalmente

Artículos recomendados

Comentarios