Remedios caseros para bronquitis

118425836_2.jpg

La bronquitis es una enfermedad que provoca una inflamación de los conductos bronquiales. Usualmente es tratada como una infección respiratoria semejante al resfriado y suele curarse sola después de unos días.

Debido a la inflamación de los bronquios, se segregan grandes cantidades de mucosa que son expelidas como flema y provoca una tos muy recurrente. Afortunadamente tenemos muchos remedios caseros para bronquitis que nos pueden ayudar no sólo para calmar los síntomas sino para recuperarse más rápidamente.

Uno de los mas eficaces se prepara con polvo de curcuma. Media cucharadita mezclada en medio vaso de leche dos o tres veces por día. Este remedio casero actúa mejor con el estómago vació.

Podemos preparar una mezcla de jengibre en polvo, pimienta molida y clavo de olor en partes iguales y tomar una cucharada tres veces diarias solo o en infusión. Esto es eficaz también para bajar la fiebre que suele acompañar a la bronquitis y mejora el metabolismo.

La cebolla se ha utilizado para tratar la bronquitis durante siglos. Su poder expectorante ayuda a disolver la flema y a evitar su formación. Se toma una cucharada de zumo de cebolla diaria por la mañana y en ayunas.

La espinaca también actúa como expectorante, para esto mezclamos cincuenta gramos de hojas frescas de espinaca, un cuarto de litro de agua, una pizca de cloruro de amonio y una cucharadita de miel.

Una infusión hecha con una cucharada de semillas de sésamo, una de linaza, una pizca de sal común y una cucharada de miel es muy bueno para tomar por la noche.  Esto reducirá la tos y el malestar general para poder descansar el cuerpo de la enfermedad

La achicoria es otro remedio casero que resulta muy eficaz para la bronquitis, se utiliza la raíz seca de la planta mezclando media medida con una medida de miel y tomando una cucharada grande tres veces diarias. También es un excelente expectorante.

Artículos recomendados

Comentarios