Remedios caseros para el transito lento

estrenimiento.jpg Rui Santos - RF - Thinkstock

El tránsito lento es un problema del sistema digestivo: el tránsito es la descomposición de los alimentos en nutrientes. En general, el tránsito lento se manifiesta en forma de imposibilidad de ir al baño, lo que nos puede traer muchos problemas en la vida diaria: incomodidad, dolores, hinchazón abdominal. Hay algunos remedios caseros para el tránsito lento, son cosas simples que debes cambiar en tu estilo de vida y que mejorarán tu situación.

Alimentación saludable

Es importante incluir en la dieta una serie de alimentos para el tránsito lento. El consumo regular de fibra -frutas, verduras, cereales- te ayudará a ir al baño fácilmente, además de que se encuentra en gran variedad de alimentos que consumes habitualmente. Si vas a consumir cereales, opta por integrales, así como también evita los arroces y las pastas.

Entre las frutas con fibra encontramos el kiwi, la manzana, la naranja, las frutillas, las ciruelas, la papaya o la pera. Las verduras que tienen mayores contenidos de fibra son las espinacas, zanahorias, brócolis, las legumbres y el coliflor, pero lo mejor será que no los consumas crudos.

Remedios-caseros-para-el-transito-lento-1.jpg iStock/Thinkstock

Además, añade a tu dieta yogur y otros productos lácteos, ya que contiene lactobacilos que mejoran la asimilación y eliminación de los alimentos que ingerimos.

Evita el alcohol, los alimentos muy procesados, los muy grasos, y opta por cocinar a la plancha o al vapor. Mantente hidratado en todo momento -bebe al menos un litro y medio de agua al día-, e intenta comer despacio y sin prisas, masticando bien lo alimentos.

Remedios-caseros-para-el-transito-lento-3.jpg iStock/Thinkstock

Cambios en el estilo de vida

También es importante que hagas algunos cambios en tu estilo de vida para evitar el tránsito lento. Por ejemplo, practicar ejercicio es necesario para activar la circulación, mejorar el metabolismo y por ende facilitar la digestión.

Si sientes la necesidad de ir al baño no dejes de ir, esto te ayudará a mejorar poco a poco el tránsito lento, haciéndote más regular. Aunque no tengas ganas, deberías intentar ir al baño todos los días a la misma hora -por ejemplo, luego de desayunar-, porque es una forma de asociar que en ese momento debes ir al baño.

Ten en cuenta que determinados cambios en tu vida -por ejemplo, irse de vacaciones, empezar una dieta- pueden afectar a tu tránsito intestinal, por lo que debe llevarle a tu cuerpo un tiempo acostumbrarse a la situación.

Remedios-caseros-para-el-transito-lento-2.jpg iStock/Thinkstock

¿Has tenido en cuenta estos remedios caseros para el tránsito lento? ¿Qué haces para mejorar tu digestión?

Artículos recomendados

1 Comentarios

¡Gracias!

Lun, 2012-09-24 22:50

Comentarios