El culantrillo

101120418.jpg Hemera/Thinkstock

El culantrillo (también conocido como adianto) es una planta tipo helecho que crece y se desarrolla en lugares sin luz y húmedos, generalmente junto a las rocas.

Contiene mucilago, la cual es una sustancia insoluble y que aumenta la viscosidad en ciertos materiales, también contiene aceite, pero este no es aprovechable debido a que la cantidad que tiene este helecho es muy baja. Existen muchas especies de culantrillo, pero todas poseen cualidades muy similares.

Las propiedades del culantrillo son enumeradas a continuación.

140234046_0.jpg

-       Ayuda directamente a proporcionar al cabello fuerza en la raíz, para disminuir su caída, aumentar su grosor, entre otras propiedades interesantes (como eliminar hongos, caspa, etc.).

-       previene la gripa y tos, así como muchos procesos infecciosos en las vías respiratorias, además es muy efectivo en casos de asma.

-       Ayuda en el caso de presentarse cólicos menstruales y algunas molestias de la menopausia.

-       Mejora la función orgánica en todo el sistema urinario, elimina piedras en los riñones, cálculos, infecciones y otros.

-       Evita infecciones en heridas.

-       Ayuda en dolores reumáticos.

-       En caso de icteriosis, ayuda en la pronta recuperación del paciente.

Podemos obtener el culantrillo en lugares especializados, dedicados a la venta de estas plantas además podemos prepararlo de las siguientes formas:

Infusión: Hervir unas hojas de culantrillo en un poco de agua, filtra y puedes endulzar con miel.

Jarabe: se macera un puñado de hojas en medio litro de agua (como si prepararas una infusión), se deja de 3 a 4 horas, después se filtra y añadimos el doble de azúcar, revolvemos hasta que quede disuelta y almacenamos (se toma de 4 a 8 cucharadas al día).

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.