Usos de la menta

142526694.jpg Photodisc/thinkstock

La menta es una hierba con hojas verdes, ovales y un poco arrugadas. Es una planta de fácil acceso ya que la puedes conseguir en centros comerciales así como tiendas especializadas en la venta de frutas, verduras y especias.

Su contenido nutritivo está compuesto por dosis de calcio, fosforo, hierro, vitamina C, Vitaminas del complejo B, vitamina D, vitamina E, entre otros con menor cantidad.

Los usos de la menta van desde condimento para dar sabor en las comidas, así como elemento para preparar infusiones, y ayudar en la curación de males internos y externos.

-Sistema digestivo: El consumo de menta da al organismo un nuevo paso a llevar una digestión de manera efectiva ya que ayuda en el dolor abdominal, indigestión, inflamaciones, estreñimiento, etc.

-Sistema nervioso: Es un poderoso relajante, baja los niveles de stress, ayuda a conciliar el sueño, entre otros.

-Sistema respiratorio: Alivia la tos, desinflama todo el conducto respiratorio, asma, bronquitis, evita infecciones, etc.

-Sistema cardiovascular: reduce la tensión arterial y ayuda a el corazón a tener un correcto bombeo de sangre.

-Piel: aplicado en forma externa ayuda en casos de eccema, picaduras de insectos, sarna, resequedad, barros, etc.

-Boca: Como muchos productos de higiene bucal están hechos a base de menta es razón suficiente para tomar en cuenta este principio, ya que al masticar las hojas frescas proveemos a las encías de mayor resistencia, a eliminar bacterias y otras infecciones.

-Sistema endocrino: Permite una correcta excreción de sustancias nocivas, así como el correcto funcionamiento del hígado, páncreas y todos los órganos involucrados.

-Sistema genitourinario: Ayuda en la eliminación de líquidos acumulados, los riñones trabajen de formas regulares y además recientes investigaciones han demostrado a la menta como un excelente estimulante de la respuesta sexual.

Artículos recomendados

Comentarios