Remedios caseros para eliminar los piojos

Imagen de Tania Fernandez
Enviado por: Tania Fernandez

Los piojos son unos seres realmente muy molestos, que suelen habitar las cabezas de los niños, y sobre todo en época escolar. Por ello si tu niño o niñas padece de pediculosis aquí te recomendamos algunos remedios caseros para eliminar los piojos.

Cómo detectar los piojos

Si has notado que tu niño se rasca la cabeza con frecuencia y te ha comentado que siente una molestia en su cuero cabelludo es probable que se haya contagiado piojos. Estos horribles insectos pueden ocasionar, además de la clásica picazón, alergia, irritaciones en el cuero cabelludo y hasta heridas.

Es muy importante que la pediculosis sea detectada a tiempo, ya que cada día que pase será peor, debido al rápido ciclo de reproducción de los piojos.

La mejor manera de detectarlos es revisando la cabeza de tu niño con un peine, abriendo el cabello hasta llegar a ver las raíces, donde seguramente encontrarás a los piojos caminando por allí. También puedes pasar un peine fino metálico o plástico, donde estos seres y sus huevos, llamadas liendres, quedarán atrapados.

Remedios naturales para los piojos

Si has descubierto que tu niño tiene pediculosis puedes encontrar en la farmacia una gran cantidad de productos para combatir esta afección, como shampoos, lociones, colonias, enjuagues, etc. Generalmente estos productos son costosos, pueden generar reacciones alérgicas y no siempre surten efecto.

A su vez estos productos no siempre logran eliminar las liendres, lo cual es muy importante para poder erradicar el problema definitivamente.

Por lo tanto aquí te brindaremos algunos remedios caseros para eliminar los piojos de manera económica y eficiente en tres pasos fáciles.

Cedro Santo

El primero de los pasos será aplicar una maceración de cedro santo y alcohol en todo el cabello, haciendo énfasis en las raíces. El cedro santo suele ser uno de los remedios más efectivos contra los piojos. Todo lo que tienes que hacer es comprar en una herboristería un paquete de la corteza de este árbol y dejar macerar 40 grs. en un litro de alcohol blanco durante 3 días.

Aplicar en todo el cuero cabelludo con un algodón bien embebido en el macerado hasta que todo el cabello esté mojado. Envolver el cabello con una funda plástica y dejar actuar durante una media hora. Luego lavar el cabello con un shampoo normal y enjuagar con la preparación de vinagre de manzana que te comentamos a continuación.

Vinagre de manzana

El segundo paso de este tratamiento es enjuagar el cabello con una mezcla de vinagre de manzana y agua, en partes iguales. El vinagre de manzana es muy efectivo para utilizarlo como enjuague y dejarlo en el cabello, luego de haberlo lavado, ya que este terminará de exterminar aquellos piojos que puedan haber quedado vivos y ayudará a que las liendres se deslicen fácilmente y poder quitarlas sin dificultad con el peine fino.

Peine fino

Para finalizar toma un peine fino y pásalo por toda la cabeza de tu hijo para retirar los piojos muertos y las liendres. Intenta dividir el cabello en sectores para asegurarte que lo has pasado en toda la cabeza. Cuando hayas finalizado envuelve la cabeza con una gorra de plástico limpia y que tu niño duerma con ella, de esta manera los piojos que puedan haber quedado vivos se asfixiaran con la mezcla de vinagre que has dejado en el cabello.

Repitiendo estos tres pasos tres veces por semana los piojos se eliminarán rápidamente.

Prevención de los piojos

Una vez que has logrado eliminar los piojos de la cabeza de tus niños, lo ideal sería prevenir que vuelva a contagiarse o que contagie a otros miembros de la familia.

Una de las primeras medidas que debes tomar es lavar todos la ropa de cama y peines que hayan estado en contacto con los piojos.

Si tu niña tiene el pelo largo lo ideal sería que cuando permanezca en contacto con otros niños lo tuviera recogido, de esta manera se disminuirán los riesgos de un nuevo contagio.

A su vez puedes preparar una mezcla de aceite esencial de lavanda y aceite esencial de romero y aplicar unas gotitas en la nuca y detrás de las orejas, para repeler a aquellos piojos que quieran hacer de la cabeza de tu hijo su hogar.

¿Tú o tus hijos han tenido piojos alguna vez? ¿Cómo te has librado de este problema?

anterior ¿Qué son los emenagogos? siguiente Técnicas para mejorar la autoestima

Artículos recomendados

Comentarios