Remedios caseros para el mal aliento

126971229_0.jpg

Detrás del mal aliento puede haber varias razones. Por ejemplo, puede ser causado por problemas gástricos, falta de higiene bucal, enfermedades de en las encías, una dieta inapropiada, estreñimiento, el hábito de fumar, la diabetes, la indigestión, un mal funcionamiento hepático, etc.
 
También puede aparecer mal aliento a causa de lo que comemos. Después de un plato abundante, con ajo, cebolla o especias, es totalmente normal tener mal aliento. Por eso es importante que te cepilles los dientes después de las comidas.

Lo más feo del mal aliento, es que es difícil darnos cuentas si lo tenemos o no. Alguien debería advertirnos y generalmente eso no pasa. La gente siente vergüenza de decirlo. De todos modos, hay varios trucos para darnos cuenta:

• Pon un pañuelo sobre tu boca, sopla y luego huele el pañuelo. Si se percibe algún olor desagradable, tienes mal aliento

• Ahueca tus manos y luego exhalar profundamente en el hueco. Si se percibe un olor fétido, tienes mal aliento.

• Usa hilo dental y pásalo suavemente entre los dientes.   Después huele e hilo dental, para ver si tiene mal aliento.
Si descubres que tienes mal aliento, puedes probar alguno de estos remedios caseros de remediospopulares.com:
Remedio 1: Utiliza una pasta de dientes con clorofila.

Remedio 2: Los caramelos de menta son muy eficientes para eliminar el mal aliento.

Remedio 3: Come en ayunas un melocotón de carne amarilla

Remedio 4: Si la halitosis es causada por las encías inflamadas, debes hacer un enjuague bucal con dos cucharadas de salvia roja en medio litro de agua. Lleva esta preparación a punto de ebullición y luego deja reposar durante 20 minutos.

Remedio 5: Usa perejil.  Hierve dos tazas de agua y varias ramitas de perejil, junto a dos o tres clavos de olor enteros. Esta mezcla debe ser revuelta mientras que se refresca. Luego filtra la mezcla y utilízala como enjuague, varias veces al día.  

Remedio 6: Un enjuague bucal que combate el mal aliento consiste en una cucharada de bicarbonato de soda en dos onzas de agua

Remedio 7: Mastica, después de las comidas,  un clavo de olor, anís o  canela en rama.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.