Combatir pólipos nasales

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Los pólipos nasales son masas que provienen casi siempre de las membranas mucosas de la nariz y los senos paranasales. Suelen producirse en personas con rinitis alérgica, y no duelen, pero pueden provocar un bloqueo nasal, sinusitis, anosmia, pérdida del olfato e infección secundaria que conduce al dolor de cabeza. Por eso, me gustaría enseñarte a combatir pólipos nasales de forma natural.

Dieta para los pólipos nasales

Debemos llevar una dieta alcalina para disminuir y prevenir los pólipos nasales: se debe eliminar el café, el alcohol, los productos lácteos, la carne y todos aquellos alimentos que produzcan moco.

Las verduras crudas, los frutos secos y el agua son los mejores aliados para evitar que se formen pólipos, eliminando completamente de la dieta los alimentos ácidos y los cocinados.

También debe aumentar la ingesta de vitamina C, ya que mantiene los vasos sanguíneos y tejidos sanos, y mejora el sistema inmune: limones, naranjas, kiwis, frutos rojos, chile, pimientos, brócoli, coliflor, tomillo, perejil. Con una porción diaria de alguno de estos será suficiente.

El consumo de suficiente vitamina A y E es otro punto importante, ya que ayudan a la salud de las membranas mucosas.

Remedios naturales para los pólipos nasales

Es importante que mantengamos la buena higiene mediante enjuagues nasales con una solución salina -una cucharada de sal en un vaso de agua tibia- que se puede administrar con uan botella de spray nasal o pera de goma.

Para aliviar la congestión producida por los pólipos, podemos poner un par de semillas de cardamomo en carbón caliente e inhalar los vapores. También es útil si lo hacemos con semillas de pimienta o inhalamos aceite de eucaliptus.

Para eliminar los pólipos podemos mezclar dos tazas de rábano picante rallado con dos tazas de miel, y se debe tomar una cucharadita de la mezcla. Los pólipos habrán desaparecido al acabar esa mezcla. También podemos tomar té hecho a base de hierbas como las flores de heno, aunque también se puede inhalar el vapor de estos tés regularmente.

Otra hierba que puede ayudarnos es el Xanthium, una hiera de Asia Oriental que se usa seca para despejar la humedad de las mucosas y abrir los conductos nasales. No se puede utilizar esta hierba si tenemos diabetes. La magnolia, por su parte, tiene el mismo efecto, solo que no está recomendada si padecemos de estreñimiento.

Es muy útil el sello de oro, del que se utilizan especialmente las raíces para detener la hemorragia y porque tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Este no debe utilizarse si estamos embarazadas.

La cayena, un chile rojo, se utiliza para estimular la circulación y fortaleces los vasos capilares. Además, tiene una acción astringente que alivia el dolor y puede encoger los pólipos. También se puede utilizar la eufrasia, que reduce la inflamación, es astringente y antibacteriana, aunque debemos evitar usarla si estamos consumiendo AINEs o antibióticos.

Con estos remedios naturales puedes combatir los pólipos nasales fácilmente, pero recuerda que en ocasiones es necesario operar, por lo que siempre es conveniente que consultes con tu médico.

Artículos recomendados

Comentarios