Propiedades del cálamo

Acorus-calamus1.jpg Public Domain/Wikimedia

Originaria de Asia, el cálamo fue introducido en Europa gracias a su potencial afrodisíaco. Esta planta acuática contiene muchos beneficios, y su uso medicinal se ha visto muy extendido debido a la alta efectividad de los mismos. Proponemos conocer de cerca al cálamo para descubrirlos.

Las partes del cálamo que se emplean con objetivos medicinales son sus rizomas. De los mismos se deriva un aceite esencial amargo llamado Oleum calami, el cual es el que provee al cálamo de sus propiedades medicinales.

Dos de ellas son relativas al sistema digestivo, pues en primer lugar esta planta sirve para abrir el apetito. Personas sin ganas de comer pueden recurrir a esta planta si están siguiendo una dieta para engordar. Además, en segundo lugar, el cálamo facilita la digestión y ayuda en digestiones pesadas, gastritis o escasez de jugos gástricos.

Es un relajante muscular y sedante del sistema nervioso. Alivia el dolor del reuma y sirve para conciliar el sueño. Además el cálamo permite reducir el dolor de la piel cuando existen erupciones o urticaria.

Se prepara una cucharadita pequeña por taza, y se deben tomar tres tazas diarias media hora antes de cada comida. En uso externo se añade al agua de baño una cocción con ½ kilo de rizoma triturado.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.