Remedios naturales para el colesterol alto

97689577_12.jpg

En nuestro organismo hay dos tipos de colesterol: el colesterol LDL (colesterol malo) y el colesterol HDL (colesterol bueno). Decir que tenemos colesterol alto es apuntar al primero de ellos, lo cual es bastante peligroso para nuestro organismo. Entonces, si este es tu caso, te presentamos hoy algunos remedios naturales para el colesterol que esperamos que te resulten de ayuda para reducir tus valores.

Los problemas del colesterol LDL se traducen en una irritación de las venas y arterias, además de estimular la arteriosclerosis y otros problemas de tipo circulatorio. Las personas que precisan recurrir a remedios naturales para el colesterol son hipertensos, sobrevivientes de ataques cardíacos, fumadores, personas con diabetes y en general personas mayores de 45 años. Vayamos al grano entonces.

Uno de los principales agentes que nos ayudan a prevenir el colesterol alto es na niacina o vitamina B3. Ésta tiene la doble capacidad de bajar los niveles de colesterol LDL y además incrementar los de colesterol HDL. La vitamina se encuentra, obviamente en suplementos vitamínicos, pero sus fuentes alimenticias son cereales, carnes rojas, hígado, lácteos, alcachofas, aguacates, dátiles, patatas, salmón, atún, arroz blanco o avena.

El cromo es fundamental para reducir los valores de colesterol, pues es fundamental en la síntesis de grasas y proteínas. El cromo mantiene niveles de azúcar estables, y esto ayuda a personas con hipoglucemia y diabetes, ambas relacionadas con los altos niveles de colesterol. Tomando 400 mcg de cromo al día es suficiente.

En cuanto a lo que debes comer, recomendamos fundamentalmente el ajo. Un diete de ajo por día consumido naturalmente o bien en forma de suplementos reduce el colesterol LDL hasta en un 12%. También el jengibre puede echarte una buena mano, pues sus raíces mejoran la circulación sanguínea además de reducir el colesterol.

Recomendamos, finalmente, un remedio casero para el colesterol, el cual consiste en mezclar una cucharadita de flores de limón, media cucharadita de semillas de fenogreco, media cucharadita de jengibre en un cuarto de agua. Calienta todos los ingredientes y déjao enfriar, tomando dos vasos por día.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.