El aporte nutricional de las semillas de girasol

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Las semillas de girasol, planta típica por sus flores grandes y amarillas, son uno de los mejores snack saludables que podemos comer: tienen un sabor suave que quita el hambre y además dan a nuestro cuerpo un montón de nutrientes importantes. . ¿Quieres conocer el aporte nutricional de las semillas de girasol y sus beneficios para la salud?

Información nutricional

Las semillas de girasol tienen un alto contenido de grasas poliinsaturadas, vitamina E, magnesio y selenio.

La vitamina E es un antioxidante soluble en grasas que se encarga de neutralizar el poder de los radicales libres, ayudando a mantener nuestro cuerpo alejado de las enfermedades. También brinda propiedades antiinflamatorias, lo que reduce los síntomas del asma, la osteoartritis y la artritis reumatoide. Diversos estudios han demostrado que la vitamina E también reduce el riesgo de padecer cáncer de colon, disminuir los sofocos de las mujeres durante la menopausia y reducir las complicaciones relacionadas con la diabetes.

Esta vitamina también juega un papel importante en la prevención de enfermedades cardiovasculares, especialmente la arteriosclerosis.

Las semillas de girasol también contienen fitoesteroles, unos compuestos similares al colesterol pero de origen vegetal, que al ser ingeridos reducen los niveles de colesterol en sangre, mejoran la respuesta del sistema inmune y reducen las posibilidades de padecer algunos tipos de cáncer.

Por otra parte, el magnesio de las semillas de girasol ayuda a reducir el asma y la presión arterial, así como también prevenir las migrañas y dolores de cabeza, y reducir los ataques al corazón. También es un mineral necesario para mantener los huesos saludables; y es necesario para contrarrestar los efectos del calcio y evitar que éste endurezca los nervios y el tono muscular en exceso.

El selenio, otros elemento importante en las semillas de girasol, también previene el cáncer, ya que este mineral ayuda al ADN a reparar el daño celular, evitando que se formen células cancerígenas.

Cómo comer semillas de girasol

Si quieres remover las cáscaras de las semillas de girasol, puedes ponerlas en el cuenco de una batidora eléctrica, poner el mezclador y pulsar un par de veces, hasta que las cáscaras estén separadas pero la mayor parte de las semillas no estén rotas. Sumergir en agua fría para lograr que se terminen de salir las cáscaras.

Las semillas de girasol pueden comerse solas, tostadas o saladas. Incluye estas semillas en las ensaladas con atún o pollo, o con vegetales verdes; también en huevos revueltos, molerlas para utilizarlos en lugar del pan rallado, o combinarlas con cereales.

¿Conocías los beneficios de las semillas de girasol para la salud? ¿Te gustan este tipo de semillas?

anterior Propiedades del azúcar integral siguiente Top 5 de aceites esenciales para mejorar la sexualidad

Artículos recomendados

Comentarios