Remedios caseros para las ojeras I

Imagen de Paula Labella
Enviado por: Paula Labella

Antes de ponernos a ver cómo solucionarlas, deberíamos tener claro que son. Las ojeras, también llamadas bolsas, son una pequeña hinchazón o edema en la piel ubicada debajo de los ojos

Algunas veces incluso, pueden presentar alteraciones en el color de la piel, de tono grisáceo, azulado o rojizo. ¿Qué causa las ojeras? Veamos (yo soy la reina de las ojeras así que esto me interesa realmente).

Las ojeras pueden deberse a situaciones temporales o transitorias, como por ejemplo:

• No dormir una noche

• Tener una mala posición al dormir lo que dificulta que los fluidos circulen correctamente por el cuerpo y provoca que se acumulen en diversas zonas siendo una de ellas debajo de los ojos.

• No beber suficiente agua o consumir, en exceso, comida salada lo que provoca retención de líquido siendo uno de los lugares en donde se deposita la zona debajo de los ojos

• Utilizar algunos tipos de cosméticos (especialmente los muy químicos) en el área de los ojos los cuales pueden provocar alergias cutáneas e hinchazón

• Frotar los ojos excesivamente puede irritar la delicada piel de su alrededor lo que hace que las venas de esa zona se tomen visibles

Pero si recuerdan, además de las temporales, dijimos que están las ojeras permanentes. Estas aparecen en algunas personas de la tercera edad o en aquéllas que tiene tendencia genética, como resultado de la debilidad en los músculos de los párpados. Esto provoca que la piel se deslice hacia abajo formando pliegues o bolsas.

Entonces, ahora que ya sabemos que son, podemos comenzar a pensar en combatirlas. El primer pasó disminuir las bolsas de los ojos, consiste en descongestionar el área mediante la activación de la micro circulación.  Para ello pueden utilizarse varios métodos. Hoy veremos uno, y posteriormente complementaremos con muchos métodos más.

Remedio popular para combatir las ojeras:

Elaborar compresas relajantes con 2 bolsitas de té de manzanilla las cuales deben sumergirse en una taza con agua caliente.  Luego, sacarlos y dejar que el té se enfríe. Mojar dos bolitas de algodones en el té y aplicar sobre los párpados cerrados durante 10 ó 15 minutos.
Via | remediospopulares

Artículos recomendados

Comentarios