Truco y receta para controlar la presión arterial

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

La hipertensión arterial es una enfermedad en la que la fuerza de la sangre contra las paredes de venas y arterias es mayor que lo normalmente saludable, lo que puede causar diversos problemas a largo plazo, principalmente en el corazón.

Mientras más sangre bombee el corazón y más estrechas sean nuestras arterias, nuestra presión será más elevada. Más allá de la medicación y los controles que haga nuestro médico, podemos utilizar algunos trucos y recetas para controlar la presión arterial.

Cambiar el estilo de vida

Debemos cambiar literalmente nuestro estilo de vida si queremos controlar la presión arterial. Es importante aumentar el consumo de frutas y verduras –por su alto contenido en fibra, vitamina C y potasio–, granos y lácteos bajos en grasas. Reducir el consumo de sal es uno de los trucos más conocidos para controlar la presión arterial. También debemos controlar la ingesta de alcohol y cafeína. Si queremos un postre, podemos incluir chocolate negro, rico en flavonoides que hacen a los vasos sanguíneos más elásticos; el consumo regular y medido ayuda a bajar la presión arterial.

Tener un peso saludable es muy importante para mantener equilibrada la presión arterial –si tenemos sobrepeso, con tan solo 5 kilos menos veremos cambios–, aumentar la actividad física a 30 minutos al día como mínimo, ya que ayuda al corazón a usar el oxígeno de forma más eficiente, y dejar de fumar, son otros consejos saludables para controlar la presión arterial.

Por último, reducir el estrés, relajarse y tener una vida más calma son buenos trucos para evitar picos de presión.

Si estamos diagnosticados como hipertensos, debemos saber que tenemos que controlar la presión arterial en casa e ir más seguido al médico –cada mes si la presión no está controlada, cada seis meses o un año si lo está–.

Trucos para controlar la presión arterial

El ajo es un gran vasodilatador, lo que nos permitirá bajar la presión. El compuesto presente en el ajo, llamado adenosina, también tiene propiedades relajantes musculares. Además, reduce la producción de coágulos y el colesterol. Es conveniente consumirlo crudo, aunque cocido también mantiene algunas propiedades. Tres o cuatro dientes de ajo al día, con agua tibia o simplemente tomando su jugo mejorarán nuestra presión.

Por otra parte, cambiar los hábitos a la hora de respirar nos podrán ayudar a controlar la presión arterial. Debemos aprender a respirar más lento, por lo cual primero haremos ejercicios respiratorios durante cinco minutos cada mañana y cada noche, y luego incorporaremos una respiración más saludable durante todo el día.

La presión arterial elevada puede causarnos grandes problemas a la salud, por lo cual antes de tomar cualquier decisión debemos ser controlados y diagnosticados por un médico, para poder preguntarse si estas medidas son las correctas para nuestra salud.

anterior Afrodisíacos naturales para el buen sexo siguiente 10 remedios caseros contra las picaduras de insectos

Artículos recomendados

Comentarios