Un remedio casero para el dolor de oídos

Imagen de Yulieth Mora
Enviado por: Yulieth Mora

Tener dolor de oídos es realmente un tormento. De hecho miles de madres tienen que lidiar con este tipo de afección, pues se estima que el 70% de los niños tienen al menos una infección de oídos antes de los tres años, por esto es que ellas son las expertas en remedios caseros para el dolor de oídos. Hoy traemos un remedio casero, esperamos que te ayude.

Remedio casero para aliviar el dolor de oído

Ingredientes

Procedimiento

  1. Calienta un poco de agua en un recipiente
  2. Luego toma la botella de aceite de oliva y ponla en el recipiente con agua para que el aceite de oliva se caliente un poco.
  3. Ahora toma un poco de ese aceite de oliva tibio y ponlo en un gotero
  4. El siguiente paso consiste en poner un par de gotas en el oído, para ello deberás cambiar la posición de tu cabeza.
  5. Finalmente tapa el oído suavemente con una bola de algodón

Trucos para evitar el dolor de oídos

Uno de los consejos de los expertos para evitar el dolor de oídos es limpiar la nariz. Sí, parecen dos sentidos con poca relación, pero la verdad es que algunos dolores de oído son causados por la acumulación de fluidos en esta zona. Estos fluidos ejercen demasiada presión sobre el tímpano, lo ideal para realizar esta limpieza es usar un poco de solución salina. ¡No más oídos tapados!

Otro manera de eliminar el dolor pero de forma externa es haciendo una pasta hecha a base de polvo de cebolla. Cuando tengas la pasta lista, deberás aplicarla en la parte externa de la oreja para aliviar el fastidioso dolor. La recomendación es dejar la pasta por cerca de 45 minutos.  Incluso un poco de aceite de lavanda frotado en la parte exterior podría ayudarte a permanecer mejor durante el día.

Incluso si no quieres utilizar ningún tipo de sustancia o remedios te recomendamos que día de por medio realices movimientos de quijada hacia arriba y hacia abajo. Los músculos de la cara se distensionan y será más probable para eliminar el dolor de oídos.

Una de las máximas recomendaciones cuando hay dolor de oído es que nunca insertes un copito o hisopo pues se puede dañar el tímpano y el problema será mayor. Sin embargo, si el dolor persiste y se torna inajenable con los días lo mejor que puedes hacer para no arriesgar tu salud es visitar al médico.

anterior Infusiones depurativas siguiente 8 analgésicos en tu cocina que no sabías que tenías

Artículos recomendados

Comentarios