¡No más oídos tapados!

Imagen de Tania Fernandez
Enviado por: Tania Fernandez

Los oídos tapados son una afección realmente muy molesta; nos genera una sensación muy rara e incómoda, no nos permite escuchar bien y hasta puede ocasionarnos mareos y pérdida del equilibrio.

En ocasiones los oídos tapados se deben a tapones de cerumen y por lo tanto la única solución es recurrir a un médico para que nos realice un lavado de oídos. Sin embargo si se trata por ejemplo de oídos tapados por un resfriado, por la presurización de un avión o por la piscina, podemos antes probar en casa alguna de estas recetas caseras para no tener más oídos tapados.

Regulando la presión

Cuando sufrimos un resfriado es común que los oídos se obstruyan, esto se debe a que las trompas de Eustaquio, que unen los oídos con la parte trasera de la nariz se tapan. Esta obstrucción puede ocasionar a su vez dolores de oído.

Para destapar los oídos lo que tienes que hacer es tomar una respiración profunda y mientras lo haces cierra la boca y tapate la nariz, en ese momento deberías sentir un sonido dentro de tus oídos, lo que significa que se han destapado. Esta práctica puedes intentarla dos o tres veces, muy suavemente, ya que si ejerces demasiada presión podrías lastimar tus tímpanos.

Para destapar las trompas de Eustaquio también puede ser de gran utilidad masticar gomas de mascar, sobre todo si nuestros oídos se encuentran tapados por haber bajado recientemente de un avión.

Aceite de Oliva

Aunque no lo creas este maravilloso aceite, tan sabroso para nuestras comidas, como tan útil para tratar diversas afecciones, puede ser de gran ayuda para los oídos tapados.

Debes calentar un poco de aceite de oliva y cuando se haya enfriado colocar unas gotas de aceite de oliva en los oídos tapados funciona como un potente antihistamínico. Puedes repetir el procedimiento dos o tres veces en el día.

Vinagre de manzana y alcohol

Preparar una mezcla de vinagre de manzana y alcohol isopropilico en partes iguales y colocar algunas gotas de la mezcla en los oídos tapados. Una vez colocadas las gotas dejar la cabeza de lado durante algunos minutos para evitar que se salga

Esta preparación es realmente efectiva para tratar oídos tapados, sobre todo si te trata de tapones de cerumen leves. También colabora a eliminar posibles bacterias que estén en los oídos y eliminar la humedad que podría estar alojada allí.

No utilices la mezcla de vinagre y alcohol si tienes heridas o perforación en el tímpano, ya que te podría ocasionar más dolor y empeorar la situación.

Recuerda que si has pasado por un proceso infeccioso o si tus oídos permanecen tapados durante varios días, es importante que acudas al médico para que examine tus oídos tapados, ya que podrías estar necesitando antibióticos y un lavado.

¿Has tenido alguna vez los oídos tapados? ¿Cómo te has librado de esta molestia?

anterior Los mejores libros de meditación siguiente Consejos para eliminar el dolor de muelas

Artículos recomendados

Comentarios