Un remedio casero contra la gingivitis

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

La gingivitis es una enfermedad de las encías que puede tener consecuencias graves como la pérdida de piezas dentales. Se manifiesta con dolor, hinchazón y a veces sangrado de encías, por lo que es necesario tratarla a tiempo y prevenirla para evitar molestias mayores. Para ello es necesario un remedio casero contra la gingivitis que te ayude a curar esta molesta enfermedad dental.

Hábitos dentales saludables

Primero que nada, debemos cuidar nuestras encías, no sólo manteniendo una higiene adecuada, sino también masajeandolas cada día para mejorar la circulación sanguínea en la zona. Lo ideal es que coloquemos el pulgar en la zona de detrás de los dientes y el índice en la de delante, y de esta forma hacer un masaje suave.

Respecto a la alimentación, es importante que consumamos gran cantidad de alimentos con calcio y vitamina C. El calcio, por un lado, fortalece los dientes y previene la gingivitis, mientras que la vitamina C da defensas al cuerpo para luchar contra las bacterias que producen esta inflamación de las encías. Además, debemos mantener una dieta saludable que incluya muchas verduras crudas.

Entre otros hábitos saludables, deberíamos dejar de fumar para prevenir de esta forma la gingivitis. El humo del cigarro promueve el crecimiento de bacterias en la boca, y fumar debilita el sistema inmune.

Remedios contra la gingivitis

Un buen remedio casero contra la gingivitis consiste en mezclar bicarbonato de soda con un poco de agua hasta formar una pasta, y utilizarla para colocarla por todas las encías. Luego cepillamos los dientes con normalidad. Por su parte, el jugo de arándano sin azúcar o el jugo de limón, permiten mantener alejados los virus y bacterias para prevenir la gingivitis.

El gel del aloe vera aplicado directamente sobre las encías puede reducir la inflamación y alejar las bacterias que producen la gingivitis. Otra buena opción es un enjuague bucal hecho a base de remojar hojas de menta en agua durante media hora.

Si no te desagrada el sabor, puedes probar restregando un diente de ajo sobre las encías. Sino, podemos elegir a hacer una pasta con ⅛ cucharada de polvo de ajo, dos cucharaditas de polvo de roble, ¾ cucharaditas de hojas de menta y una cucharadita de polvo de hierbas; que colocaremos en las encías cada día.

La cayena en polvo puede ser útil si la agregamos a la pasta de dientes para cepillarnos a diario, y acabar con un enjuague bucal de alumbre disuelto en agua para reducir el enrojecimiento.

En este artículo no te hemos dado un remedio casero contra la gingivitis, sino varios. De esta forma, puedes elegir el que más te guste y probarlo en tu casa. Si la situación empeora, es necesario que acudas a un profesional para ver si se trata del mismo problema.

anterior Mascarilla casera para el pelo a base de proteína siguiente Remedios caseros para no dormir

Artículos recomendados

Comentarios